Mundo

Más de medio centenar de personas mueren en tres atentados en varias ciudades de Pakistán

  • El más mortífero de los ataques fue contra una manifestación de chiíes en la ciudad de Quetta

Al menos 59 personas murieron ayer y 212 resultaron heridas en tres atentados en Pakistán, el más grave de ellos en la ciudad meridional de Quetta contra una manifestación de fieles chiíes, último objetivo de una ola de violencia sectaria en pleno Ramadán.

En torno a las 15:00, un suicida hizo estallar su carga explosiva en medio de una multitud que se había congregado por la causa palestina en Mizan Chowk, una zona comercial de Quetta, capital de la provincia de Baluchistán, informó una fuente de la Policía local.

De acuerdo con esta versión, la explosión causó al menos 57 muertos y 206 heridos entre los 2.500 asistentes a un acto convocado por la principal organización estudiantil chií del país.

Tras el atentado, una turba lanzó airadas protestas, que se saldaron con la destrucción de varios comercios, disparos al aire y enfrentamientos con las fuerzas de seguridad, a las que acusaron de no proveer suficiente protección, según los medios paquistaníes.

El primer ministro paquistaní, Yusuf Raza Guilani, condenó el ataque y ordenó que se abra una investigación para esclarecer lo sucedido, según un comunicado difundido por su oficina.

La de Quetta fue la tercera acción terrorista de la jornada en Pakistán tras las dos registradas antes en el conflictivo noroeste del país. Dos horas antes, un suicida se inmoló en la ciudad de Mardán al ser interceptado por las fuerzas de seguridad en la entrada de un templo de la secta minoritaria ahmedi, matando a un guardia. Y en Peshawar, un agente perdió la vida y otros tres resultaron heridos por la explosión de un artefacto al paso de un furgón de la Policía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios