Mundo

Zimbabue decide si Mugabe continúa enrocado en el poder tras 33 años

  • El presidente aspira ante el actual primer ministro a prolongar un mandato siempre bajo la permanente sospecha del fraude electoral

A diferencia de los comicios violentos de 2008, Zimbabue votó ayer en calma y con amplia participación en unas elecciones que decidirán la continuidad de su octogenario presidente, Robert Mugabe, quien dirige el país desde hace 33 años.

Unos 6,4 millones de zimbabuenses estaban llamados a las urnas en unos comicios presidenciales precedidos por alegaciones sobre la manipulación del censo electoral para garantizar el triunfo de Mugabe, de 89 años, que fueron reiteradas ayer por la oposición.

Los electores -también convocados a votar en comicios senatoriales, parlamentarios y locales- acudieron a unos 10.000 colegios electorales repartidos por las 10 provincias del país, bajo la vigilancia de unos 62.000 efectivos de las fuerzas de seguridad para evitar disturbios.

Según la Comisión Electoral, los resultados se publicarán, como muy tarde, cinco días después de las votaciones.

En el momento de emitir su voto, Mugabe afirmó que, si vuelve a ganar las elecciones, cumplirá su mandato y no cederá el poder a otro dirigente de su partido, la Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF), pese a su avanzada edad.

"Voy a cumplir mis cinco años de mandato. No voy a engañar a mi pueblo si vota por mí", aseguró el presidente en un colegio del suburbio de Highfield, en el sur de Harare, acompañado por su esposa, Grace, y sus hijos.

Mugabe prometió el miércoles que se retiraría si sale derrotado en los comicios, en los se enfrenta por tercera vez a su principal rival, el primer ministro del Gobierno de unidad nacional, Morgan Tsvangirai, líder del Movimiento por el Cambio Democrático (MDC), además de a otros dos candidatos con escasas opciones de victoria.

Tsvangirai votó en el barrio de Mount Pleasant, en el norte de Harare, donde dijo estar viviendo un momento "muy emotivo después de todo el conflicto, el estancamiento, la desconfianza y la hostilidad" reinante en el país en los últimos años.

Se trata de los primeros comicios en Zimbabue, país que se independizó del Reino Unido en 1980, desde el violento proceso electoral de 2008, que causó la muerte de unos 200 partidarios de Tsvangirai y se saldó con la formación de un Gobierno de unidad nacional bajo el auspicio de la comunidad internacional.

"Finalmente, Zimbabue será capaz de seguir adelante otra vez", vaticinó el líder del MDC.

La jornada estuvo marcada por las largas colas a las puertas de muchos colegios electorales, formadas por ciudadanos que desafiaron al clima desapacible para ejercer su derecho democrático.

La Comisión Electoral de Zimbabue se declaró "satisfecha" con el desarrollo de la votación y señaló que la participación fue alta, si bien admitió no disponer todavía de estadísticas oficiales.

Tawanda, un estudiante de Contabilidad de 24 años de edad del suburbio de Warren Park, explicó que había votado para "tener un futuro". "Quiero poder terminar mi carrera y conseguir un trabajo", señaló el estudiante.

La crisis económica que atraviesa Zimbabue desde la pasada década, a raíz de la polémica reforma de "indigenización" impulsada por Mugabe para expropiar las tierras y empresas de los blancos, ha dejado una tasa de desempleo próxima al 80%.

Los comicios han estado precedidos de sospechas de que Mugabe ha alterado el censo electoral para impedir que votaran los seguidores del MDC, que volvió a denunciar irregularidades. El secretario general del MDC, Tendai Biti, denunció que "miles y miles" de votantes fueron privados de su derecho al sufragio al quedar fuera del censo.

A ese respecto, la embajadora británica en Zimbabue, Deborah Bronnert, dijo en su cuenta de la red social Twitter que hubo "un número significativo" de votos rechazados en algunos colegios urbanos, aunque no aportó detalles.

La portavoz de la Policía zimbabuense, Charity Charamba, declaró que la jornada transcurrió "muy tranquila".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios