Mundo

Washington cifra en 10.000 las bajas del Estado Islámico en nueve meses

  • Alerta, no obstante, de que el grupo terrorista "resiste y sigue siendo capaz de tomar la iniciativa"

El subsecretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, calificó de "enormes" las pérdidas del Estado Islámico (EI) y cifró en 10.000 los muertos en los últimos nueve meses, en una entrevista ayer con la emisora France Inter.

Aun así, el número dos de la diplomacia norteamericana apuntó que la organización terrorista continúa "resistiendo y siendo capaz de tomar la iniciativa", como demuestran la toma de las ciudades de Palmira y Ramadi en las últimas semanas.

Blinken defendió el plan de acción llevado a cabo por la coalición internacional, que realizó 4.000 ataques aéreos durante los últimos nueve meses, y descartó por ahora el apoyo con hombres en el terreno.

En la entrevista, el diplomático norteamericano se mostró confiado en el resultado de la campaña y subrayó que los ataques "acabarán por hacer efecto, aunque tomará tiempo" y recordó que se trata de una operación de tres años de la que sólo han pasado nueve meses.

Blinken viajó a París para participar el martes en la reunión de la coalición internacional contra el EI, sustituyendo al secretario de Estado, John Kerry, que no pudo asistir a la reunión debido a que se rompió la pierna durante un viaje en Francia.

Sobre el terreno, los combates que estallaron el domingo entre el EI y combatientes de grupos opositores sirios se extendieron por amplias partes del norte de la provincia de Alepo, dijo ayer una fuente rebelde.

El líder de la brigada Yusef al Ozma, Basam Hayi Mustafa, que pertenece al moderado Ejército Libre Sirio (ELS), explicó que los choques se expandieron desde las inmediaciones del pueblo de Kafra, cerca de la frontera con Turquía, hasta la Escuela de Infantería del Ejército sirio, situada a 40 kilómetros al sur.

Mustafa señaló que el EI ha lanzado una ofensiva en la mitad septentrional de Alepo porque esa zona es de gran importancia estratégica, ya que por ella pasa una de las vías de suministros de los opositores desde Turquía.

El dirigente rebelde, cuya brigada participa en los combates, agregó que los yihadistas desplegaron en esa área unos 1.500 milicianos, que hacen frente a un número parecido de adversarios.

El EI inició esta ofensiva en Alepo tras haber retrocedido en el norte por enfrentamientos contra las fuerzas kurdas y haber arrebatado al régimen de Bashar al Asad áreas en el centro de Siria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios