Mundo

Trump responderá con "una fuerza grande y abrumadora" a un ataque iraní

  • El presidente de EEUU dice no necesitar la autorización del Congreso para atacar al país persa.

  • Su asesor de Seguridad Nacional afirma que “mantiene la puerta abierta al diálogo”.

Trump, durante la firma el lunes de nuevas sanciones contra Irán, junto al secretario del Tesoro, Steve Mnuchin (izq.), y el vicepresidente, Mike Pence. Trump, durante la firma el lunes de nuevas sanciones contra Irán, junto al secretario del Tesoro, Steve Mnuchin (izq.), y el vicepresidente, Mike Pence.

Trump, durante la firma el lunes de nuevas sanciones contra Irán, junto al secretario del Tesoro, Steve Mnuchin (izq.), y el vicepresidente, Mike Pence. / Joyce N. Boghosian

El presidente de EEUU, Donald Trump, advirtió este martes a Irán de que su país responderá con "una fuerza grande y abrumadora" a cualquier ataque contra objetivos estadounidenses, poco después de que su asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, tendiera la mano para dialogar.

En un hilo de tuits, el mandatario volvió a elevar el tono hacia los iraníes. "La muy ignorante e insultante declaración de Irán hecha pública hoy sólo muestra que no entienden la realidad. Cualquier ataque por parte de Irán contra cualquier estadounidense será respondido con una fuerza grande y abrumadora. En algunas áreas, abrumadora significa erradicación", afirmó Trump en Twitter.

El mandatario recordó que su país no olvida "el uso" por parte de Irán de artefactos explosivos y de bombas antiblindados que, aseguró, "han matado a 2.000 estadounidenses y herido a muchos más", sin ofrecer más precisiones.

Y subrayó que "el liderazgo de Irán no comprende las palabras amable o compasión, nunca lo ha hecho. Lamentablemente, lo que entienden es fuerza y poder, y EEUU es de lejos la fuerza militar más poderosa del mundo, con 1,5 billones de dólares invertidos durante los últimos dos años".

Agregó que "el maravilloso pueblo de Irán está sufriendo y sin ninguna razón en absoluto. Su liderazgo gastó todo su dinero en el terror".

Sus palabras se producen poco después de que Bolton declarara en Jerusalén, donde se encontraba de visita, que Trump "mantiene la puerta abierta a negociaciones reales" con Irán sobre la cuestión nuclear.

En una rueda de prensa, Bolton explicó que el nuevo diálogo debe lograr "poner fin de forma verificable y completa al programa de armas nucleares iraní, a su desarrollo de sistemas de misiles balísticos, a su apoyo al terrorismo internacional y al resto de su comportamiento maligno en todo el mundo. Todo lo que Irán tiene que hacer es entrar por esa puerta".

No obstante, en la madrugada del martes, Trump aseguró que no necesita la previa autorización del Congreso para lanzar un ataque contra Irán. "Me gusta mantener (al Congreso) al día, pero legalmente no tengo por qué hacerlo", dijo Trump en una entrevista con Hill TV. "Hemos ido manteniendo al Congreso al día de lo que estamos haciendo. Creo que es algo que agradecen", añadió.

Trump respondió de este modo a la presidenta de la Cámara Baja, la demócrata Nancy Pelosi, que la semana pasada recordó al mandatario que no podía lanzar un ataque contra Irán sin la aprobación del Congreso, algo que no tiene. "No estoy de acuerdo. Mucha gente parece no estar de acuerdo", dijo Trump al ser preguntado por las palabras de Pelosi.

Este tira y afloja entre los líderes del Legislativo y del Ejecutivo ocurre después de que Trump reconociese que autorizó un ataque contra Irán el pasado jueves que posteriormente suspendió porque iba a causar un número de bajas "desproporcionado".

El ataque hubiese sido en respuesta al derribo horas antes de un dron estadounidense por parte de Irán. Pelosi dijo que no fue informada de ese ataque suspendido por Trump a última hora.

La tensión con Irán va en aumento desde que Washington se retiró el año pasado del acuerdo nuclear con Teherán, pero ha alcanzado nuevas cotas desde abril, cuando Trump decidió no renovar las exenciones a la compra de petróleo iraní.

A ello se sumaron el aumento de la presencia militar estadounidense en Oriente Próximo y el saboteo de cuatro petroleros en un puerto emiratí.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios