Mundo

Trump remodela su veto migratorio

  • La nueva orden ejecutiva excluye a los ciudadanos de Iraq y limita la prohibición a quienes estén fuera de EEUU y no tengan un visado en vigor

  • Estará vigente desde el próximo día 16

El secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson (izqda.), y el fiscal general, Jeff Sessions, tras comparecer ayer en el edificio Ronald Reagan en Washington.

El secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson (izqda.), y el fiscal general, Jeff Sessions, tras comparecer ayer en el edificio Ronald Reagan en Washington. / michael reynolds / efe

El presidente de EEUU, Donald Trump, firmó ayer la versión revisada de su polémico veto migratorio que prohíbe la entrada al país a refugiados y ciudadanos de seis países de mayoría musulmana, después de que el primero fuera bloqueado por los tribunales y provocara protestas.

"El presidente de EEUU ha firmado una nueva orden ejecutiva que mantendrá al país seguro", anunció el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, en Twitter, donde publicó una fotografía de Trump firmando la orden en el Despacho Oval.

EEUU no admitirá a más de 50.000 refugiados y no hará distinciones con los sirios

La nueva orden ejecutiva, que entrará en vigor el 16 de marzo, establece la suspensión temporal de entrada al país durante 90 días a los ciudadanos de seis países de mayoría musulmana -Sudán, Siria, Irán, Libia, Somalia y Yemen- que estén fuera de EEUU y no tengan un visado en vigor.

Los ciudadanos de Iraq, que estaban incluidos en la primera orden ejecutiva que firmó el presidente en enero, no se verán afectados. La Administración Trump decidió sacar a Iraq del veto migratorio temporal debido a las mejoras realizadas por este país a la hora de investigar los antecedentes de sus ciudadanos y a una mejora de la cooperación con EEUU.

Tampoco se verán afectados por la nueva orden ejecutiva aquellos ciudadanos de estos seis países que tengan un visado en vigor o que sean residentes permanentes (que tengan la famosa green card), ni los diplomáticos.

El objetivo de esta nueva orden ejecutiva es, al igual que la primera, proteger a EEUU de la entrada de terroristas extranjeros, según el Gobierno.

"Como cada nación, EEUU tiene el derecho a controlar quien entra en nuestro país y mantener fuera a aquellos que podrían hacernos daño", explicó el fiscal general, Jeff Sessions, en declaraciones a la prensa sin admitir preguntas. Según Sessions, "esta orden ejecutiva protege a los estadounidenses -al igual que a los residentes permanentes legales- poniendo en marcha procesos de selección e investigación de antecedentes para visitantes de seis países".

Sessions explicó que tres de los países afectados son "países patrocinadores de terrorismo" y los otros tres han sido "refugios seguros para terroristas, países donde el Gobierno ha perdido el control del territorio ante grupos terroristas como el Estado Islámico o Al Qaeda o sus aliados".

El secretario de Estado, Rex Tillerson, por su parte, señaló que la nueva orden ejecutiva es "vital" para la seguridad de EEUU. Según el jefe de la diplomacia estadounidense, esta orden revisada "aumentará la seguridad de EEUU y sus aliados".

En la orden ejecutiva firmada en enero se establecía una suspensión de 120 días del programa de refugiados y se prohibía de forma indefinida el ingreso de ciudadanos sirios hasta que se determinara si era seguro admitirlos en el país. La nueva orden establece también la suspensión de 120 días del programa de refugiados, pero los sirios son tratados de la misma forma que el resto de refugiados.

El Departamento de Seguridad Interna (DHS) advierte que una vez restablecido el programa de refugiados, EEUU admitirá un máximo de 50.000 refugiados en el año fiscal 2017 (octubre 2016-septiembre 2017).

La Administración Trump se ha visto obligada a emitir otra orden ejecutiva de inmigración ante el caos y la confusión que provocó la primera, al prohibir de la noche a la mañana la entrada a ciudadanos de siete países de mayoría musulmana. La medida afectó no sólo a los turistas, sino a personas de esos países que tenían visados o residencia permanente en EEUU.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios