Mundo

Trump deja en el aire su encuentro con Kim hasta la próxima semana

  • La prensa viaja a Corea del Norte para asistir en directo al desmantelamiento del centro nuclear

Un grupo de periodistas surcoreanos llega ayer a Corea del Norte para ver el desmantelamiento del centro nuclear. Un grupo de periodistas surcoreanos llega ayer a Corea del Norte para ver el desmantelamiento del centro nuclear.

Un grupo de periodistas surcoreanos llega ayer a Corea del Norte para ver el desmantelamiento del centro nuclear. / efe

Donald Trump dijo ayer que "la semana próxima" se conocerá si su esperada cumbre con el líder norcoreano, Kim Jong-un, se produce el 12 de junio en Singapur, como estaba previsto, o se pospone para otra fecha. "Sobre Singapur, vamos a verlo. Podría ser el 12 de junio. Ya veremos. La semana próxima sabremos lo que pasa con Singapur y, si vamos, será algo muy bueno para Corea del Norte", afirmó Trump en la Casa Blanca antes de viajar a Nueva York para participar en un acto sobre inmigración. "Algún día, en alguna fecha, se producirá", añadió Trump en aparente referencia a su reunión con Kim, y dijo que esa fecha "podría ser perfectamente el 12 de junio".

Trump anunció hace dos semanas que su histórica cumbre con Kim tendría lugar en Singapur el 12 de junio, pero la incertidumbre en torno a la reunión ha aumentado desde la semana pasada, cuando Corea del Norte amenazó con cancelarla debido a las presiones de la Casa Blanca para imponerle un modelo de desnuclearización "unilateral".

El pasado martes, Trump aseguró que hay "una posibilidad muy significativa" de que su cumbre con Kim no pueda desarrollarse en la fecha prevista, y dijo que "quizá ocurrirá más tarde". Su secretario de Estado, Mike Pompeo, trató poco después de mantener las expectativas para la cumbre, al asegurar que su Gobierno "sigue trabajando" con el objetivo de que la cita tenga lugar el 12 de junio. El titular de Exteriores estadounidense, que se ha reunido dos veces con Kim en las últimas semanas, insistió ayer en que es "optimista" sobre las perspectivas de la cumbre, en una comparecencia ante el Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes.

También en Seúl mantienen el optimismo ante la celebración de la cumbre entre Pyongyang y Washington. El presidente surcoreano, Moon Jae-in, trató de transmitir una perspectiva positiva a Trump durante el encuentro que mantuvieron en Washington el martes. Moon se mostró convencido de que el líder norcoreano "está comprometido con el éxito de la cumbre pese a la actitud mostrada recientemente por Corea del Norte", según un extracto de su comparecencia en Washington enviado a los medios.

Asimismo, el régimen norcorerano aceptó ayer finalmente que periodistas surcoreanos se unieran al grupo de informadores que presenciará entre hoy y el viernes la clausura del centro de pruebas nucleares norcoreano.

Se cree que la veintena de periodistas invitados contemplará la demolición de los túneles subterráneos donde se realizaron los seis test atómicos norcoreanos desde dos plataformas de observación construidas recientemente en las instalaciones. Pyongyang se ha comprometido a realizar un "desmantelamiento público" de su centro atómico y, pese a la ausencia de expertos nucleares, la demolición se interpreta como un gesto para demostrar su voluntad real de abandonar su programa atómico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios