Mundo

Seúl y Pekín escenifican su rechazo al plan nuclear norcoreano

Los presidentes de China y Corea del Sur reafirmaron ayer su compromiso conjunto con la desnuclearización de Corea del Norte en un histórico encuentro en Seúl que puso de manifiesto el aislamiento cada vez mayor del régimen de Kim Jong-un.

"La desnuclearización, la paz y la prosperidad en la península coreana" son objetivos de la política exterior de Pekín, aseveró el presidente chino, Xi Jinping, en una rueda de prensa tras la cumbre bilateral con su homóloga surcoreana, Park Geun-hye.

Park, por su parte, fue más rotunda al afirmar que ambas partes comparten "una postura de fuerte oposición" al desarrollo de armas nucleares de Corea del Norte, un país que "continúa amenazándonos" con una posible prueba nuclear.

La visita iniciada ayer por Xi Jinping se considera histórica, al ser la primera vez que un presidente chino viaja antes a Corea del Sur que a Corea del Norte, su tradicional aliado. Para muchos expertos, esto demuestra el acercamiento cada vez mayor entre Pekín y Seúl, cuyas relaciones económicas y comerciales son cada vez más estrechas, y por ende el creciente aislamiento del régimen norcoreano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios