Mundo

El Senado irlandés sobrevive por poco más de 42.000 votos

Contra todo pronóstico, los irlandeses han rechazado en el referéndum celebrado el viernes la abolición del Senado, un órgano que el Ejecutivo de Dublín consideraba costoso e irrelevante para el sistema político de un país pequeño y rescatado hace tres años.

Con un 48,3% de votos a favor de la propuesta del Gobierno y un 51,7% en contra, el Seanad Éireann (Senado de Irlanda en gaélico) se ha salvado por poco más de 42.000 sufragios, según confirmó ayer la Comisión del plebiscito tras el recuento final.

Aunque el electorado irlandés ya había demostrado en anteriores consultas su tendencia a remar contracorriente, el Ejecutivo confió en la popularidad de una propuesta encaminada a ahorrar al Estado hasta 20 millones de euros anuales y adelgazar una clase política cuya imagen está por los suelos.

Dos boletos ganadores en tiempos de crisis que, sin embargo, no han persuadido del todo a la ciudadanía, a pesar de que las últimas encuestas daban un apoyo superior al 60% a los partidarios de la eliminación de la Cámara Alta, un foro compuesto por 60 miembros y con poderes muy limitados.

Al final, el alto número de indecisos que detectaron los sondeos parece que se decantó por el no, a lo que hay que añadir que la baja participación en las consultas, sólo el 39% en esta ocasión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios