Mundo

La ONU autoriza una intervención militar en la República Centroafricana

  • Al menos 50 civiles fallecen en la capital, Bangui, en los combates entre partidarios del ex presidente y las fuerzas de seguridad

Tropas francesas y de países africanos, bajo mandato de la ONU, se disponían ayer a intervenir de inmediato en la República Centroafricana, donde ayer murieron decenas de personas en los choques entre partidarios del ex presidente François Bozizé y las fuerzas de seguridad.

Al menos 50 civiles murieron y cerca de un centenar resultaron heridos en los enfrentamientos registrados en la capital centroafricana, Bangui, según cifras de la organización Médicos sin Fronteras (MSF). Los ataques de las denominadas milicias Anti-Balaka (cristianos partidarios de Bozizé) llevaron el caos a Bangui, donde se registraron fuertes combates con artillería pesada.

"Dada la urgencia, he decidido actuar esta misma noche, en coordinación con los africanos y con el apoyo de los socios europeos", dijo Hollande en una comparecencia televisada, tras convocar en París a su gabinete de Defensa.

De acuerdo con lo dispuesto ayer por el Consejo de Seguridad de la ONU, Bangui será el objetivo principal de las fuerzas franco-africanas, que posteriormente se desplegarán por el resto del país, una vez restablecido el orden y con la misión prioritaria de proteger a la población civil.

El Consejo de Seguridad aprobó por unanimidad una resolución que autoriza el envío de una fuerza africana (Misca) apoyada por tropas francesas para proteger a la población y ayudar a restaurar la seguridad en la República Centroafricana.

El embajador francés en la ONU, Gerard Araud, dijo que inicialmente se prevé el envío de una fuerza africana de unos 4.000 soldados, apoyados por unos 1.000 militares franceses, cifras que podrían aumentar. "El Estado se ha desmoronado y ya no puede asegurar la protección de su población", recalcó Araud, quien denunció que también está habiendo ataques sectarios entre cristianos y musulmanes, y recordó que "la historia nos ha enseñado que lo peor se puede producir".

La resolución establece la posibilidad de que Misca, una misión específica de la Unión Africana (UA), pueda convertirse eventualmente en una operación de mantenimiento de la paz de la ONU.

La decisión del Consejo de Seguridad llega después de que el actual presidente de la República Centroafricana, Michel Djotodia, le pidiera a Hollande una intervención "urgente" para intentar restablecer la calma.

Sin embargo, el portavoz presidencial centroafricano, Guy Simplice Kodegue, declaró a Efe que las Fuerzas de Seguridad restablecieron la calma en Bangui, donde los enfrentamientos obligaron a centenares de personas a abandonar sus casas.

El ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, se felicitó por la aprobación de la resolución del Consejo de Seguridad y consideró que la situación en el país africano (que fue colonia francesa hasta su independencia, en 1960) la hacía "indispensable".

La República Centroafricana se encuentra en una situación de inestabilidad desde finales del año pasado, cuando grupos rebeldes musulmanes aliados en torno a la formación Séléka se levantaron en armas al considerar que el entonces presidente Bozizé no respetó los acuerdos de paz de 2007. El 24 de marzo, los rebeldes lograron entrar en Bangui, lo que obligó a Bozizé a exiliarse y dejar su puesto de forma provisional a Djotodia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios