Mundo

Israelíes y palestinos respetan la tregua mientras siguen negociando

  • La calma regresa a ambos lados de la frontera de Gaza Hamas exige el fin del bloqueo

El Ejército israelí y las milicias palestinas de la Franja de Gaza cumplieron ayer la primera jornada de un nuevo alto el fuego de 72 horas, con el objetivo de facilitar a sus negociadores en El Cairo la búsqueda de una solución consensuada.

Al igual que lo hicieron la semana pasada, las partes cumplieron de manera estricta las primeras 20 horas de tregua alcanzada el domingo, y tras un fin de semana de enfrentamientos la calma regresó a ambos lados de la frontera de Gaza.

La población palestina salió a las calles y en distintos puntos de la Franja eran visibles largas colas frente a cajeros automáticos, o para recargar los generadores, pues aún la electricidad en buena parte de Gaza es un artículo de lujo tras los intensos bombardeos de la aviación israelí.

Al mismo tiempo, los pescadores de Gaza han salido a la mar, siempre cerca de la costa, pues Israel limita a tres millas náuticas la actividad desde que impuso el bloqueo a la Franja, en 2006.

Las familias palestinas aprovecharon la jornada para ir a visitar a heridos en los hospitales, o simplemente hacer la compra y reponer la despensa ante la eventualidad de que la calma se interrumpa y retornen los combates al concluir el jueves el alto el fuego.

En las comunidades israelíes aledañas a la frontera ayer primó igualmente el silencio, especialmente porque gran parte de sus habitantes no han regresado a sus domicilios, pues evacuaron la zona después de un mes de conflicto bélico.

Los constantes bombardeos del Ejército israelí, acompañados por la caída de cohetes y morteros, y las alarmas, obligaban a los vecinos de estas poblaciones a buscar constantemente refugio.

Los pocos que se han quedado en los kibutz y otras comunidades rurales israelíes han podido salir de sus casas, y algunos se han atrevido a ir a la piscina, si bien son cautelosos y no bajan la guardia ante la posibilidad de que se reanuden las hostilidades.

Portavoces palestinos advirtieron de que el futuro de las negociaciones depende de que Israel acepte todas las demandas palestinas y pusieron especial énfasis en el levantamiento del bloqueo impuesto a la Franja desde hace ocho años. El enfrentamiento que comenzó el 8 de julio se ha cobrado las vidas de cerca de 2.000 palestinos y 67 israelíes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios