Mundo

Irlanda teme otro no al Tratado de Lisboa

  • El ministro de Exteriores de la isla ve difícil asegurar el sí en el referéndum del 2 de octubre

El ministro de Exteriores de Irlanda, Micheal Martin, admitió ayer que la aprobación del Tratado de Lisboa el 2 de octubre en referéndum será difícil, después de que los últimos sondeos hayan revelado el descenso en el apoyo al texto.

"Nunca me hice ilusiones, pero será muy difícil asegurar la aprobación", señaló el ministro en declaraciones a una emisora local, aunque por otro lado, se comprometió a que el Gobierno seguirá intentándolo.

"Hay un importante reto por delante, va a ser una campaña muy dura y requerirá de todos los recursos, convicción, política y pasión de todos los que están en el lado del sí, subrayó Martin.

El apoyo al Tratado de Lisboa ha descendido durante el verano, pero el sí sigue liderando las encuestas a sólo cuatro semanas de la consulta popular, según revela el último sondeo del diario Irish Times, que muestra que un 46% sigue optando por apoyar el texto, aunque supone un descenso de ocho puntos desde el sondeo de mayo.

Un 29% se decanta por el no, un punto más que en mayo, pero lo más significativo es que, a medida que se acerca la fecha de la votación, se ha incrementado el número de indecisos, que ahora representan el 25%, siete puntos más.

El portavoz de la Comisión Europea (CE), Johannes Laitenberger, confió ayer en que se esté produciendo un amplio proceso de debate en Irlanda sobre el Tratado de Lisboa y eludió hacer comentarios sobre la última encuesta electoral.

"Comentar las encuestas de opinión no es útil para nosotros en ningún evento", afirmó Laitenberger durante la rueda de prensa diaria que celebra la CE.

El portavoz comunitario señaló que la campaña electoral sigue en marcha y aseguró que la decisión está en manos del pueblo irlandés.

En este contexto, el presidente del Parlamento Europeo, Jerzy Buzek, visitará el martes la isla, donde se reunirá con Martin y pronunciará una conferencia sobre cómo el Tratado de Lisboa reforzará el carácter democrático de la Unión Europea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios