DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Mundo

Irlanda se sacude el tabú del aborto

  • La alta participación abre la puerta a la reforma de una de las leyes más duras de Europa

Los irlandeses votaron ayer para cambiar o seguir con una de las leyes del aborto más duras de Europa. La participación, clave para el resultado final, que se conoce hoy, fue muy alta. A ello contribuyeron muchos irlandeses llegados desde otras partes del mundo. Y es que, al igual que pasó en el referéndum de 2015 para legalizar el matrimonio homosexual, una parte significativa de la diáspora irlandesa se ha desplazado con cualquier medio de transporte a su disposición para no perderse una "oportunidad única en toda una generación", según pidió el primer ministro, el democristiano Leo Varadkar. Sea cual sea el resultado, los irlandeses han dejado de considerar el aborto una cuestión tabú sobre la que hasta ahora parecía mejor no pronunciarse.

Las redes sociales dejaron testimonio a lo largo de toda la jornada del bullicioso tránsito, sobre todo de jóvenes, por los aeropuertos, puertos marítimos o estaciones de autobuses y trenes para llegar hasta los centros de votación, que abrieron a las 06:00 y cerraron a las 21:00. Quince horas de jornada electoral para favorecer la participación de los 3,2 millones de personas convocadas por el Gobierno del partido Fine Gael para decidir en esta consulta si suaviza la legislación vigente, cuyas restricciones obliga a miles de mujeres de este país a viajar cada año al extranjero para abortar.

El propio Varadkar dijo estar "cautelosamente confiado" en que el ganará, pero recordó que no "debe darse por hecho" y animó a la ciudadanía a seguir acudiendo a las urnas. "Una participación alta sería ventajoso para la campaña del sí. Por suerte, el día soleado que tenemos hoy en Irlanda ayudará", dijo el primer ministro, de 39 años, médico de profesión y abiertamente gay.

A media tarda se superó en casi todos los centros de votación la participación de 2015, si bien la principal campaña por el sí, Together For Yes, recomendó no caer en la complacencia. "Sabemos que en algunas zonas la afluencia es un poco menor, por lo que pedimos a los votantes de esas áreas que hablen con sus amigos, familiares y compañeros de trabajo y que se aseguren de que votarán antes del cierre", señaló la plataforma en un comunicado.

Los partidarios y detractores de reformar la ley consideran que la alta participación podría decidir el resultado final, pues aunque las encuestas conceden ventaja al , el no ha reducido la diferencia en las últimas semanas y todavía quedan bastantes indecisos.

El dirigente del Sinn Fein Peadar Toibin -tercera fuerza nacional- volvió a considerar que la futura ley abrirá la puerta a los "abortos a la carta", al tiempo que se eliminará de la Constitución el "derecho a la vida" de los "no nacidos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios