Mundo

Irlanda celebra un referéndum para decidir si suprime el Senado

La grave crisis económica que atraviesa Irlanda, rescatada hace tres años, y la mala imagen de la clase política podrían decantar la balanza a favor del Gobierno y animar al electorado a aceptar ayer en un referéndum la eliminación del Senado.

Poco más de tres millones de irlandeses estaban llamados a las urnas para pronunciarse sobre la supresión de la Cámara Alta, propuesta por el Ejecutivo de coalición como una de las reformas políticas más ambiciosas en la historia del país.

Irlanda, con 4,6 millones de habitantes, es el primer país europeo que consulta a su ciudadanía sobre la abolición de la Cámara Alta, si bien otros vecinos de similar tamaño ya decidieron prescindir de un órgano que Dublín califica de "irrelevante", "elitista" y "anticuado", aunque reconoce que puede ser necesario para grandes países federales.

A pesar de que la lluvia no hizo acto de presencia y las temperaturas eran agradables, la participación a media tarde, según la cadena pública RTE, era todavía baja respecto a consultas anteriores, si bien por lo general tiende a subir al final de la jornada laboral. Los resultados se conocerán hoy.

Aunque las últimas encuestas daban un apoyo superior al 60% al , el alto número de indecisos y una asistencia pobre a las urnas podrían arrojar un resultado más ajustado de lo previsto.

De hecho, no resultaba difícil encontrar ayer en los centros de votación a ciudadanos dispuestos a dar una segunda oportunidad al Seanad Éireann (Senado de Irlanda en gaélico), incluso si su eliminación reduciría el número de políticos y ahorraría al Estado, según el Gobierno, hasta 20 millones de euros anuales.

Además de la abolición de la Cámara Alta, el electorado irlandés también se pronunció ayer en la consulta sobre el establecimiento de un nuevo Tribunal de Apelación que ayude descongestionar el trabajo del Tribunal Supremo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios