Mundo

Europol alerta de que el EI podría utilizar coches-bomba y cometer secuestros y extorsiones en sus ataques en la UE

El grupo terrorista del Estado Islámico (EI) podría añadir los atentados con coches-bomba a su modus operandi en sus futuros ataques contra países de la Unión Europea (UE), según un estudio publicado ayer por Europol.

"Los ataques de París y Bruselas mostraron que los terroristas que actúan en nombre del EI (...) son capaces de planificar ataques relativamente complejos y efectivos" y "otras posibilidades para el futuro incluyen el uso de coches-bomba, secuestros o extorsiones", indican los expertos antiterroristas de Europol.

Se apoyan, entre otros datos, en que se sospecha que los yihadistas que golpearon París en noviembre de 2015, matando a 132 personas, tenían planes para instalar un coche cargado de explosivos "probablemente en algún lugar de Francia", pero que tuvieron que cambiar de agenda a causa de la presión policial.

Agregan que los ataques con terroristas suicidas de París o Bruselas muestran "similitudes" con los ejecutados en Bombay en 2008 y no es descartable que el EI o grupos afines busquen exportar a la UE técnicas terroristas como las que emplean en Siria e Iraq, donde los coches-bomba contribuyen habitualmente a sus masacres.

El informe señala a lo países miembros de la coalición internacional contra el EI como principal objetivo de sus futuros ataques terroristas, con Francia a la cabeza de la lista y amenazas creíbles también para Bélgica, Alemania o el Reino Unido.

Europol identifica dos tipos de objetivos prioritarios: los de carácter simbólico, con las fuerzas de seguridad en el punto de mira, y los que se cometen indiscriminadamente contra la población civil con un "poderoso efecto" intimidatorio para los ciudadanos.

Por otro lado, el 60% de los 31.500 civiles que abandonaron sus hogares en el oriente de Alepo en los últimos días a causa de la ofensiva del Gobierno contra el EI son niños, denunció ayer Unicef.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios