Reino Unido

Bruselas da la espalda al plan de Johnson para la frontera irlandesa

  • La Unión Europea critica la falta de planes concretos en el Gobierno británico para reemplazar la "salvaguarda"

El primer ministro británico, Boris Johnson. El primer ministro británico, Boris Johnson.

El primer ministro británico, Boris Johnson. / simon dawson / efe

La Unión Europea (UE) rechazó la petición del primer ministro británico, Boris Johnson, de eliminar la "salvaguarda irlandesa", el gran escollo de las negociaciones del Brexit, y le acusó de no ofrecer "alternativas realistas" para evitar una frontera "dura" entre el norte y el sur de esa isla. "La salvaguarda es un seguro para evitar una frontera dura en la isla de Irlanda, a menos que y hasta que se encuentre una alternativa. Aquellos que están en contra de la salvaguarda y que no proponen alternativas realistas apoyan de hecho el restablecimiento de una frontera. Incluso si no lo admiten", declaró el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

Tusk respondió así a la carta que le remitió Johnson el lunes, en la que pedía a los Veintisiete, por primera vez oficialmente desde que está al frente del Gobierno, llegar a un acuerdo sobre el Brexit que no contemple la polémica "salvaguarda" irlandesa. Esta parte del acuerdo pretende asegurar que no habrá una frontera "dura" entre Irlanda del Norte (parte del Reino Unido) y la República de Irlanda (miembro de la UE) e implicaría, como último recurso y bajo una serie de condiciones, mantener temporalmente a Irlanda del Norte en la unión aduanera y el mercado único comunitarios. Esta salvaguarda sólo debería entrar en vigor si para diciembre de 2020 no hubiera todavía un acuerdo comercial entre la UE y el Reino Unido.

Merkel advierte a Johnson de que no trate de reabrir el acuerdo del 'Brexit'

La Comisión Europea (CE) se sumó a la reacción de Tusk y criticó la falta de planes concretos en el Gobierno británico para reemplazar la salvaguarda. "En la Comisión saludamos el compromiso del Gobierno británico para lograr una salida ordenada. Creemos firmemente que es en interés tanto de la UE como del Reino Unido. No obstante, creemos que la carta no facilita una solución legal operativa para evitar el restablecimiento de una frontera dura en la isla de Irlanda", dijo la portavoz comunitaria Natasha Bertaud.

Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, advirtió a Johnson de que la salvaguarda irlandesa se podrá eliminar cuando se acuerde la relación futura entre Reino Unido y la UE, pero que no trate de reabrir la negociación sobre la salida de su país del bloque. Merkel lanzó este avisó a Johnson en la víspera de la visita que el primer ministro británico hará hoy a Berlín para celebrar su primera reunión con la canciller.

La jefa del Ejecutivo alemán indicó que se podrá prescindir de la salvaguarda "en el momento que tengamos un reglamento práctico" que permita, de un lado, "mantener los Acuerdos de Viernes Santo", que trajeron la paz a Irlanda del Norte, y, de otro, definir "los límites del mercado común", pues la República de Irlanda seguirá dentro de la UE mientras Irlanda del Norte quedará fuera.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios