Mundo

Biden pone rumbo a la Casa Blanca recordando a Obama

  • El demócrata abre una era, mientras Trump presume de ser "el primer presidente" sin "nuevas guerras"

Una persona pasa ayer entre las 200.000 banderas instaladas frente al Capitolio para la investidura hoy del demócrata Joe Biden. Una persona pasa ayer entre las 200.000 banderas instaladas frente al Capitolio para la investidura hoy del demócrata Joe Biden.

Una persona pasa ayer entre las 200.000 banderas instaladas frente al Capitolio para la investidura hoy del demócrata Joe Biden. / JUSTIN LANE / efe

El presidente electo de EEUU, Joe Biden, se despidió ayer entre lágrimas de Delaware, su estado de residencia y al que representó durante más de tres décadas en el Senado, antes de volar hacia Washington, donde hoy (18:00, hora española) tomará posesión de su cargo y abrirá una nueva era en la Casa Blanca con el desafío de borrar cuanto antes el legado de su predecesor, Donald Trump.

Biden dio un breve discurso antes de dirigirse a la capital estadounidense, adonde partió en un avión privado, en lugar de hacerlo en uno del Gobierno, como es la tradición para los presidentes electos, según la cadena CNN.

"Siempre seré un hijo orgulloso del estado de Delaware. Cuando muera, Delaware estará escrito en mi corazón", dijo un emocionado Biden a quienes se habían congregado para despedirlo en el aeropuerto de la localidad de New Castle. El presidente electo dio las gracias al estado que lanzó su carrera política al elevarlo al Senado en 1972, y que "desde entonces ha creído" en él, donde conoció a su esposa Jill y vio crecer a su familia.

"Aquí es donde, hace doce años, esperé en la estación de tren en Wilmington para que un hombre negro (Barack Obama) me recogiera de camino a Washington, para convertirnos en presidente y vicepresidente de Estados Unidos", recordó en referencia a la investidura de 2009.

"Y donde hoy mi familia y yo vamos a volver otra vez a Washington, para reunirnos con una mujer negra con raíces del sur de Asia (Kamala Harris), y jurar nuestro cargo como presidente y vicepresidenta de Estados Unidos", añadió. Unos minutos más tarde, Biden y su esposa Jill saludaron desde su avión privado antes de despegar rumbo a Washington.

El equipo de transición no aclaró por qué Biden no utilizó uno de los aviones presidenciales que suelen ponerse a disposición de los mandatarios electos para su viaje a la capital, y si se trató de una decisión del propio presidente electo o no, según CNN.

El plan inicial de Biden era desplazarse en tren, el medio de transporte que utilizó a diario durante sus muchos años en el Senado para volver a casa en Wilmington, pero su equipo descartó esa posibilidad por motivos de seguridad, tras el asalto al Capitolio del pasado 6 de enero.

El primer acto en Washington de Biden fue ayer, donde participó junto a Harris en una ceremonia de homenaje a las víctimas del Covid-19 en el país, donde la pandemia ha dejado ya más de 400.000 muertos. En esa ceremonia, se iluminó el contorno de la piscina reflectante situada frente al Monumento a Lincoln, uno de los más icónicos de la capital y donde Martin Luther King dio su célebre discurso "Tengo un sueño" en 1963.

Mientras, Trump destacó ayer que deja la Casa Blanca siendo "el primer presidente en décadas que no ha comenzado nuevas guerras". "Estoy especialmente orgulloso", aseguró en un mensaje de despedida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios