Mundo

Bagdad lanza una ofensiva para recuperar ciudades en poder de la milicia islamista

  • Los 'yihadistas' cercanos a Al Qaeda controlan enclaves estratégicos que la aviación iraquí bombardea para expulsarlos

Al menos 25 milicianos islamistas murieron ayer en un ataque aéreo del Ejército iraquí para recuperar la ciudad de Ramadi, en la provincia de Anbar (oeste del país), tomada esta semana por el Estado Islámico de Iraq y del Levante (ISIL). Al mismo tiempo, el régimen de Bagdad prepara una ofensiva para retomar enclaves estratégicos en la zona, como la ciudad de Faluja, bajo el control de los islamistas. El ISIL, que pretende crear un estado independiente suní en la frontera con Siria, emprendió hace semanas una ofensiva sin precedentes en cuatro años por la que ha conseguido asumir el control de Ramadi y de grandes partes de Faluja.

En esta última ciudad, el Ejército ha pedido la ayuda de las tribus locales para negociar como última opción antes de un ataque militar. "Estamos conversando a las afueras de la ciudad con estos grupos para averiguar cómo entramos sin involucrar a los soldados", indicó el miembro del consejo provincial, Falih Eisa.

Mientras, al menos 19 personas perdieron la vida en una cadena de atentados perpetrada ayer en Bagdad, la capital iraquí, informaron fuentes policiales y médicas. El atentado más grave ocurrió en el barrio de Shaab, de mayoría chií, donde dos coches bomba explosionaron y mataron al menos a nueve personas y herido a otras 25. Hasta el momento ningún grupo ha reivindicado la autoría de estos ataques, pero los grupos armados suníes han incrementado en los últimas semanas sus ataques.

Además, en los últimos días los yihadistas han logrado hacerse con el control de parte de la ciudad de Faluja después de que las fuerzas de seguridad desalojaran por la fuerza las acampadas de protesta en esta ciudad y la vecina Ramadi, ambas en la provincia de Anbar. Por otra parte, milicianos armados mataron el sábado a seis conductores tras levantar un control falso en la carretera que une Bagdad y Kirkuk. Este ataque fue perpetrado en la localidad de Udhaim, a unos 90 kilómetros al norte de Bagdad, según la información difundida por la Policía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios