Trump se queda sin moderados

El despido del secretario de Estado o la renuncia de su principal asesor económico reducen al mínimo el círculo de personas capaces de contradecirlo.