120 aniversario

Los coches eléctricos e híbridos iluminan el Salón de París de 2018

  • La mayoría de los fabricantes presentan en la muestra francesa sus principales novedades basadas en modelos eléctricos e híbridos.

Prototipo presentado por Renault. Prototipo presentado por Renault.

Prototipo presentado por Renault.

Los vehículos eléctricos, híbridos e híbridos enchufables han vuelto a protagonizar un salón del automóvil. Después de Ginebra en marzo, marcas como Renault, Toyota o Peugeot han desvelado en la 120 edición del Salón Internacional del Automóvil de París su estrategia de electrificación para el corto y el medio plazo.

Bajo un contexto en el que los fabricantes están siendo mirados con lupa y que a partir de 2020 estarán obligados a fabricar vehículos que no emitan más de 95 gramos de dióxido de carbono (CO2) por kilómetro, Renault ha anunciado que en 2020 ampliará la gama de sus modelos Clio, Captur y Mégane, estos dos últimos fabricados en España, con la incorporación de nuevas versiones híbridas recargables, como parte del plan estratégico de la compañía 'Drive the Future', que también contempla el lanzamiento de un nuevo modelo eléctrico "asequible" para el mercado chino en 2019, el denominado K-ZE.

La firma del rombo también ha presentado en París, que se alterna anualmente con Frankfurt, que abrirá sus puertas al público durante diez días (desde el 4 hasta el 10 de octubre), el EZ-Ultimo, un concept robotizado, eléctrico y con nivel 4 de conducción autónoma pensado para la movilidad compartida más 'premium', y que está diseñado bajo la misma plataforma modular que el EZ-GO, pensado también para la movilidad compartida, y el EZ-PRO, un prototipo dedicado a la entrega de última milla.

Así es el nuevo BMW Serie 3. Así es el nuevo BMW Serie 3.

Así es el nuevo BMW Serie 3.

Por su parte, Toyota ha desvelado tres novedades híbridas, como son los nuevos modelos Corolla hybrid, Corolla hybrid Touring Sports y el RAV4 hybrid. Además, ha presentado dos nuevas variantes híbridas de su modelo Yaris, denominadas GR Sport y también Y20, en línea con su estrategia orientada a impulsar la tecnología híbrida eléctrica autorrecargable.

Peugeot también ha mostrado en el Centro de Exposiciones Porte de Versailles las versiones híbridas enchufables de los 3008, 508 y 508 SW, así como el eléctrico, autónomo y conectado E-Legend Concept, mientras que Kia también ha dado a conocer el eléctrico e-Niro, que, en la región europea, montará una batería de polímero de iones de litio de alta capacidad, con 64 kilovatios hora, y que alcanza una autonomía en ciclo combinado de 485 kilómetros.

De su lado, Seat ha presentado el primer todocamino urbano híbrido de gas natural comprimido (GNC) y gasolina del mundo, el Arona TGI, que se convierte en el cuarto modelo de la gama de la marca española que se impulsa por GNC, siguiendo al León, al Ibiza y al Mii. La firma española también ha mostrado su nuevo 'buque insignia', el Tarraco.

Entre las marcas alemanas han destacado los eléctricos de Audi y Mercedes-Benz, el e-tron y EQC, respectivamente, pero se ha notado la ausencia de su compatriota Volkswagen. Nissan, Volvo, Subaru, Opel/Vauxhall, Bentley, Mazda, Infiniti, Mitsubishi, Subaru y el grupo FCA (Fiat, Alfa Romeo, Abarth, Jeep y Chrysler) son otras de las marcas que han renunciado al Salón de París, que se celebró por primera vez en 1898.

No obstante, también se han podido ver en París los los BMW iNext Concept, X5 y Z4; los Hyundai i30 Fastback N, i30 N 'N Option' y Nexo; los Kia e-Niro, Proceed y Ceed GT; los Citroën C5 Aircross Hybrid Concept, C3 JCC, C4 Catus y Berlingo; los Renault Kadjar y Mégane R.S. Trophy; los Lexus RC 300h y LC Yellow Edition; y los Honda HR-V y CR-V, entre otros.

Bajo este 'aluvión' de vehículos electrificados, los fabricantes reclaman ahora iniciativas políticas que favorezcan el despliegue de infraestructura de recarga para 'animar' al consumidor a hacerse con un vehículo de cero emisiones sin ningún tipo de incertidumbre, y para poder así hacer frente la reducción de emisiones de CO2 para turismos y furgonetas del 15% para 2025 y del 30% para 2030 que plantea la Comisión Europea.

Asimismo, otro de los desafíos de la industria en un sector electrificado será mantener la competitividad en el empleo, ya que los automóviles eléctricos requieren mucha menos mano de obra que los de combustión interna.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios