Novedades

Mini Paddy Hopkirk Edition, 56 años después de aquel Rally de Montecarlo

  • Mini recupera, con una edición especial, uno de sus hitos más relevantes y de la historia de los rallies: la victoria en el Monte de 1964. Inspirados en aquel pequeño coche rojo de techo blanco lanza los Paddy Hopkirk Edition, en honor del piloto con el que Mini se hizo un mito.

Mini Paddy Hopkirk Edition, 56 años después de aquel Rally de Montecarlo Mini Paddy Hopkirk Edition, 56 años después de aquel Rally de Montecarlo

Mini Paddy Hopkirk Edition, 56 años después de aquel Rally de Montecarlo

En 1964 Mini, con un Cooper S conducido por Patrick “Paddy” Hopkirk, logró una de las grandes hazañas del automovilismo en el Rally de Montecarlo pues su pequeño coche rojo y de techo blanco consiguió derrotar a esos automóviles de mayor tamaño y con motores más potentes contra los que competía en una prueba ya considerada como una de las más grandes del automovilismo mundial.

El Mini batía a los Mercedes Benz 300 SE, los Volvo 544, DS19, Ford Falcon entre otros y, de este modo, un coche nacido para la ciudad con un motor de poco más de 50 CV y que, en versión de carreras, llegaba a los 70 se convertía en leyenda al vencer en una prueba mítica; una leyenda que se engrandecía cuando agregó dos victorias más en 1965 y 1967 en manos de los finlandeses Mäkinen y Aaltonen.

Hoy, 56 años después de aquella primera victoria, Mini presenta una edición especial inspirada en aquel pequeño Cooper S con el número 37 en sus puertas y que estará disponible en algunos mercados desde el mes de octubre.

El Mini Cooper S con el motor de 192 CV, con tres y cinco puertas; y el Mini John Cooper Works con el de 231 CV se utilizan como punto de partida para esta versión especial. El Mini Cooper S con el motor de 192 CV, con tres y cinco puertas; y el Mini John Cooper Works con el de 231 CV se utilizan como punto de partida para esta versión especial.

El Mini Cooper S con el motor de 192 CV, con tres y cinco puertas; y el Mini John Cooper Works con el de 231 CV se utilizan como punto de partida para esta versión especial.

El Mini Paddy Hopkirk Edition recoge la combinación de colores del modelo original, llantas John Cooper Works de aleación de 17” o de 18”, elementos en negro como el marco de la parrilla, las tomas de aire, los tiradores de las puertas, la tapa del depósito de combustible o los logotipos, además de los marcos de faros o pilotos le dan un aspecto único.

Abundan los detalles que hacen diferentes a estos Mini respecto a los demás: desde la franja, a los elementos en negro, pasando por las firmas en capó, umbrales, inserciones del salpicadero... Abundan los detalles que hacen diferentes a estos Mini respecto a los demás: desde la franja, a los elementos en negro, pasando por las firmas en capó, umbrales, inserciones del salpicadero...

Abundan los detalles que hacen diferentes a estos Mini respecto a los demás: desde la franja, a los elementos en negro, pasando por las firmas en capó, umbrales, inserciones del salpicadero...

También la inscripción "Paddy Hopkirk Monte Carlo" identifica a esta versión, aunque a golpe de vista y junto con los números de sus puertas, lo más evidente es la única franja en el capó y portón -los Mini llevan dos-, en el lado del conductor. Ambas piezas de la carrocería están firmadas por el ganador de aquel Montecarlo de 1964 y la combinación de la matrícula, 33 EJB, aparece en la franja con efectos 3D. También en la moldura del salpicadero aparece la firma de Paddy Hopkirk, cuyo nombre aparece en los umbrales, entre otros elementos diferenciadores.

El Mini Paddy Hopkirk Edition es una versión especial transversal que está basada en los Mini Cooper S de tres y cinco puertas y en el Mini John Cooper Works.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios