Novedades

El Jaguar F-Pace se electrifica al máximo

  • Con ligeros cambios de aspecto, mejoras en el habitáculo y conectividad a la última, los protagonistas del nuevo Jaguar F-Pace son los motores electrificados. A la venta ya desde 59.994 euros.

El Jaguar F-Pace se electrifica al máximo El Jaguar F-Pace se electrifica al máximo

El Jaguar F-Pace se electrifica al máximo

Es la sutilidad lo que más marca los cambios de aspecto en el nuevo Jaguar F-Pace con la tecnología LED como protagonista de los cambios e, incluso, con aportaciones funcionales en tanto que en las versiones SE y HSE está disponible el asistente de luces de carretera que, gracias a una cámara, decide cambiar de una a otra o el asistente que crea patrones de haz variables para minimizar el riesgo de deslumbramiento de oros coches.

El interior cambia en mayor medida, con una nueva consola central o una pantalla táctil de 11,4” con cristal curvado que, entre otros beneficios, es más luminosa y amplia que la anterior de 10” y tiene una estructura de menú simplificada que permite alcanzar el 90 por ciento de las tareas con sólo dos toques a la pantalla. Es la base del sistema de infoentretenimiento Pivi Pro, igual al que semanas atrás estrenaban los Range Rover Evoque y Land Rover Discovery.

Además, el F-Pace también incluye una pantalla para la instrumentación de 12,3” para mostrar al conductor la navegación a pantalla completa, mandos digitales u otros detalles de infoentretenimiento. Parte de la información también puede encontrarse en el head-up display.

El interior cambia mucho, incluso lo hacen los paneles de las puertas y, por supuesto, el salpicadero donde, lo que más llama la atención, es la nueva pantalla para el sistema de infoentretenimiento. El interior cambia mucho, incluso lo hacen los paneles de las puertas y, por supuesto, el salpicadero donde, lo que más llama la atención, es la nueva pantalla para el sistema de infoentretenimiento.

El interior cambia mucho, incluso lo hacen los paneles de las puertas y, por supuesto, el salpicadero donde, lo que más llama la atención, es la nueva pantalla para el sistema de infoentretenimiento.

Revestimiento de madera y aluminio junto a plásticos negro piano dan un aspecto nuevo al salpicadero, al igual que detalles como los altavoces grabados a laser o el mando giratorio metálico del JaguarDrive Control.

El selector del cambio también es uno de los nuevos detalles del Jaguar F-Pace en tanto que presenta una sección superior acabada con costuras que la marca denomina “pelota de cricket”, mientras que la parte inferior está fabricada en metal.

El cuidado por el detalle, con diseños muy pulidos, y los materiales, que parecen de altísimo nivel, ponen al F-Pace al nivel de lo que cuesta. El cuidado por el detalle, con diseños muy pulidos, y los materiales, que parecen de altísimo nivel, ponen al F-Pace al nivel de lo que cuesta.

El cuidado por el detalle, con diseños muy pulidos, y los materiales, que parecen de altísimo nivel, ponen al F-Pace al nivel de lo que cuesta.

También los paneles de las puertas son nuevos y, en ellos, los mandos de los elevalunas eléctricos pasan de la parte superior a una zona inferior donde son más accesibles.

Cambian también los asientos, con un acolchado diferente, mejoras en las funciones de masaje y climatización de los mismos. Incluso en algunos acabados, aparece la etiqueta "Est.1935 Jaguar Coventry".

La ionización del aire del habitáculo mediante la técnica Nanoe elimina alérgenos y neutraliza olores. El sistema de climatización también incluye una filtración PM2.5.

La protagonista estelar, la electrificación

Pero, por encima de todo, el protagonismo recae sobre los motores. Así, por ejemplo, el Jaguar F-Pace cuenta con la versión PHEV P400e que ofrece una potencia combinada, motor térmico más eléctrico, de 404 CV. El motor eléctrico de 143 CV está alimentado por una batería de 17,1 kWh con la que se puede alcanzar una autonomía eléctrica de 53 km. Además, puede recargarse con corriente continua hasta a 32 kW, así como admitir hasta 7 kW con corriente alterna.

La híbrida enchufable es la versión más destacada, pero la microhibridación de 48 voltios alcanza a casi toda la red: sólo un motor no la usa. La híbrida enchufable es la versión más destacada, pero la microhibridación de 48 voltios alcanza a casi toda la red: sólo un motor no la usa.

La híbrida enchufable es la versión más destacada, pero la microhibridación de 48 voltios alcanza a casi toda la red: sólo un motor no la usa.

Además de este híbrido enchufable, la gama F-Pace dispone de varios microhíbridos. Esta hibridación de 48 voltios está disponible para los motores Diesel de cuatro y seis cilindros, con 163, 204 y 300 CV, y los de gasolina de seis cilindros, de 400 CV. Su generador-motor de arranque puede apoyar a esos motores térmicos en una aceleración fuerte y ofrecer un sistema Stop-Star más refinado.

El único que no cuenta con esta red con tensión de 48 voltios es el motor de cuatro cilindros de gasolina, como los demás de la familia Ingenium, de 250 CV y, asimismo, con la generalizada caja de cambios automática de ocho velocidades y tracción total. Esta es capaz de proporcionar un comportamiento próximo al de un coche de propulsión, pero con la capacidad para variar el par entre ambos ejes de manera instantánea.

En todos los F-Pace el JaguarDrive Control permite elegir entre los modos Comfort, Eco, Rain-Ice-Snow y Dynamic con el mando giratorio situado tras el selector de cambio. Estos modos activan distintos reglajes para la dirección, cambio, acelerador y amortiguadores.

La tracción total, como el cambio automático de ocho velocidades, están generalizados en la gama. El paquete R-Dynamic aporta diferenciación. La tracción total, como el cambio automático de ocho velocidades, están generalizados en la gama. El paquete R-Dynamic aporta diferenciación.

La tracción total, como el cambio automático de ocho velocidades, están generalizados en la gama. El paquete R-Dynamic aporta diferenciación.

Los Jaguar F-Pace están disponibles en cuatro niveles de equipamiento -Standard, S, SE y HSE, más las combinaciones con el paquete de apariencia deportiva R-Dynamic- combinables con todos los motores.

La versión más asequible es la que lleva el motor Diesel de 163 CV y el acabado Estándar, la 2.0D I4, que cuesta 59.994 euros. Por su parte, el precio de la versión básica con el siguiente escalón de potencia en Diesel, el motor de 204 CV, supone 63.217 euros y, el más alto, 72,800 euros

En gasolina, el escalón básico es el motor sin la microhibridación de 48 voltios, el de 250 CV, que cuesta 66.759 euros con el acabado Standard, al que le sigue en la escala de potencia el híbrido enchufable, el PHEV de 404 CV con un precio de salida de 73.000 euros. 81.000 supone elegir la versión menos equipada con el motor de gasolina de seis cilindros y 3 litros, el de 400 CV.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios