Novedades

Con este Highlander Toyota ya cuenta con su primer SUV híbrido de siete plazas

  • Con sus 4,97 m de largo, el Highlander de Toyota se convierte en el modelo más grande de su oferta. También el que mayor número de plazas puede ofrecer, siete; y, como el resto de la gama, con un sistema híbrido que, en este SUV, incorpora la tracción total. Desde 52.000 euros.

Con este Highlander Toyota ya cuenta con su primer SUV híbrido de siete plazas Con este Highlander Toyota ya cuenta con su primer SUV híbrido de siete plazas

Con este Highlander Toyota ya cuenta con su primer SUV híbrido de siete plazas

Por primera vez, el Toyota Highlander llega al mercado español. Lo hace con su cuarta generación -es un coche lanzado comercialmente en otros países en 2000- y, por su tamaño, se convierte en el SUV más grande de la marca: mide 4,97 m, esto es, 37 cm más que el Toyota Rav4. De la oferta en España, el pick-up Hilux y la furgoneta Proace, ésta sólo en algunas de sus versiones son más grandes, sobrepasando los 5 m de largo.

Con el Rav4 tiene en común la plataforma GA-K, una derivada de la TNGA (Nueva Arquitectura Global de Toyota), también compartida con otros modelos como el Camry o los Lexus ES 300h y RX 450h y, como todos ellos, su sistema de propulsión es hibrido autorrecargable. De hecho, se trata también de la cuarta generación del Toyota Hybrid Systema, ahora denominado Toyota Electric Hybrid.

Además del motor de cuatro cilindros y 2,5 litros son hasta tres los eléctricos, con distintas funciones, con los que cuenta este SUV. En total aportan 248 CV. Además del motor de cuatro cilindros y 2,5 litros son hasta tres los eléctricos, con distintas funciones, con los que cuenta este SUV. En total aportan 248 CV.

Además del motor de cuatro cilindros y 2,5 litros son hasta tres los eléctricos, con distintas funciones, con los que cuenta este SUV. En total aportan 248 CV.

El TEH en el Highlander cuenta con un motor de cuatro cilindros de gasolina de ciclo Atkinson, con inyección directa e indirecta. Es un 2,5 litros semejante al que emplea, por ejemplo, el Toyota Camry. En el Highlander, en que la batería de níquel-metal hidruro (NiMH) va situada bajo el asiento trasero. Este motor de combustión se combina con varios eléctricos: dos bajo el capó, uno destinado a producir electricidad y el otro a aportar fuerza a las ruedas delanteras a través de un engranaje epicicloidal; y otro integrado en el eje trasero, de 54 CV, motivo por el que se emplea aquí una suspensión de tipo multibrazo.

Tracción total gracias a un motor eléctrico

Este último es el que hace posible que este SUV disponga de tracción total, la denominada AWD-i en tanto que puede trabajar “inteligentemente”. Por ejemplo, puede adaptar el par que llega a cada eje en función de las circunstancias, de modo que sólo sea el delantero el que mueve al Highlander, sin que el motor trasero esté activo; o, en el extremo contrario, este puede aportar hasta el 80 por ciento del empuje. Ese reparto puede verse en la pantalla TFT.

Aún cuando es un SUV pesado, el consumo homologado es muy bajo: sólo 7 l/100 km. No hay otros SUV de su tamaño parecidos, que no sea el RX 450h, que no sean híbridos enchufables. Aún cuando es un SUV pesado, el consumo homologado es muy bajo: sólo 7 l/100 km. No hay otros SUV de su tamaño parecidos, que no sea el RX 450h, que no sean híbridos enchufables.

Aún cuando es un SUV pesado, el consumo homologado es muy bajo: sólo 7 l/100 km. No hay otros SUV de su tamaño parecidos, que no sea el RX 450h, que no sean híbridos enchufables.

La potencia total del sistema es de 248 CV y a través del control de selección del modo de conducción puede seleccionarse entre los ajustes Eco, Normal y Sport, los tres disponibles cuando se circula en modo exclusivamente eléctrico, algo que es perfectamente posible hacer hasta 125 km/h y en tanto que haya energía en la batería. En todo caso, su capacidad es pequeña, de 1,9 kWh.

Con todos sus motores trabajando al unísono este SUV de casi 2 toneladas acelera de 0 a 100 km/h en 8,3 s. El consumo medio es muy bajo, de 7 l/100 km, y la emisión de CO2 de 158 gr/km. Por su condición de híbrido tiene la etiqueta Eco.

Siete plazas en tres filas de asientos

Uno de lo aspectos que hace a este SUV diferente del resto de los de Toyota -y en el que coincide con el RX 450h de Lexus- es que dispone en su habitáculo de tres filas de asientos y, así, siete plazas. La central puede regularse longitudinalmente 18 cm sobre carriles y, de abatirse sus respaldos y hacer lo propio con los de la tercera línea, su envés proporciona una prolongación plana del maletero. Entre el equipamiento de serie del Highlander está el portón eléctrico por el que se accede a este espacio de carga que, en el caso de se mantengan disponibles las siete plazas, tiene una capacidad de 268 litros.

Para facilitar tanto el acceso como el acomodo de los ocupantes de la tercera fila de asientos, los asientos de la segunda se deplazan longitudinalmente. Para facilitar tanto el acceso como el acomodo de los ocupantes de la tercera fila de asientos, los asientos de la segunda se deplazan longitudinalmente.

Para facilitar tanto el acceso como el acomodo de los ocupantes de la tercera fila de asientos, los asientos de la segunda se deplazan longitudinalmente.

En el Toyota Safety Sense, el equipo de sistemas de ayudas a la conducción del Highlander, se incluyen muchos equipos. Por ejemplo, el sistema de frenado en caso de advertencia de atropello de peatones y ciclistas, control de velocidad de crucero adaptativo desde cualquier velocidad, reconocimiento de señales de tráfico, sistema de mantenimiento de la trayectoria modernizado, aviso de cambio involuntario de carril o control de luces de carretera. El sistema de frenado automático incorpora la posibilidad de advertir vehículos en sentido contrario o cuando se está girando.

El Highlander dispone de sensores de ocupación en las filas traseras para, de este modo, evitar que queden pasajeros en ellas sin que el conductor lo advierta.

52.000 para el Advance, 62.900 para el nivel Luxury

El precio de la versión Advance, descuentos incluidos, es de 52.000 euros, por los 62.900 de la Luxury.

La pantalla central del Highlander es la de mayor tamaño que se utiliza en un modelo de la marca. La pantalla central del Highlander es la de mayor tamaño que se utiliza en un modelo de la marca.

La pantalla central del Highlander es la de mayor tamaño que se utiliza en un modelo de la marca.

El salpicadero tiene una pantalla multimedia de 8” en el acabado Advance por el de 12,3” del Luxury. Además, hay otra en ambos acabados integrada en la instrumentación de 7”. En el caso de la pantalla central más grande se incluye la navegación por satélite y conectividad Apple CarPlay y Android Auto. Adicionalmente, ambos acabados disponen del Toyota Safety Sense, tapicería de cuero, climatizador trizonal, asientos delanteros con ventilación, head-up display o sistema de carga inalámbrica para móviles.

En ambos niveles de acabado el HUD se integra en el equipamiento de serie, al igual que el portón eléctrico o el cimatizador de tres zonas. En ambos niveles de acabado el HUD se integra en el equipamiento de serie, al igual que el portón eléctrico o el cimatizador de tres zonas.

En ambos niveles de acabado el HUD se integra en el equipamiento de serie, al igual que el portón eléctrico o el cimatizador de tres zonas.

El retrovisor digital -una cámara reemplaza al espejo-, el equipo de sonido JBL Harman de 1.200 W con 11 altavoces o los asientos delanteros y traseros calefactados forman parte de la dotación diferencial de serie de los Luxury, como las cámaras que aportan una visión periférica del entorno del Highlander.

Al margen de las diferentes pinturas -metalizada, perlada o especial, que cuestan entre 600 y 1.200 euros- la única opción disponible para toda la gama es el techo solar que se puede incorporar al Advance y que, si bien cuesta 1.500 euros, con los descuentos actuales tan sólo supone un incremento del precio final de 500 euros.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios