Miki y Duarte

Y mientras, en Andalucía...