Jazz

La justa armonía

  • El guitarrista sevillano Manolo Pereira debuta con un álbum cálido y cercano grabado en formato de trío

Manolo Pereira (primero por la derecha) con su trío. Manolo Pereira (primero por la derecha) con su trío.

Manolo Pereira (primero por la derecha) con su trío.

El sello hispalense Blue Asteroid Records de Jorge Moreno prosigue su labor de difusión del escenario jazzístico nacional y andaluz. Y lo hace abriendo su prisma a otros territorios sonoros a través de su Serie Magma aunque sin descuidar ni un ápice al jazz que impulsó su nacimiento y que condiciona su crecimiento.

Una de sus últimas entregas la protagoniza el guitarrista, también sevillano, Manolo Pereira, cuya ópera prima ha encontrado en la disquera la horma de su zapato. Equilibrio (Blue Asteroid Records; 2019) es un certero bautizo para una obra que suena ponderada y precisa. Aunque Pereira ya muestra algunas de sus cartas en proyectos compartidos como NinJazz Quartet o Tente, resultaba obligado afrontar un primer trabajo a su nombre como manifiesto autoral. Y Pereira ha optado por el formato de trío -con José Gómez a la batería y Fran Real al bajo eléctrico- para gestionar las nueve composiciones propias que lo conforman.

Los estudios Mikima del propio Gómez fueron el espacio elegido para grabar entre 15 y 16 de marzo de 2019 un recorrido que enlaza un abanico de registros conectados por un tratamiento jazzístico aplicado con sutileza, liderado por una guitarra que rastrea la huella de algunos de sus maestros como John Scofield o Julian Lage.

Portada del álbum 'Equilibrio'. Portada del álbum 'Equilibrio'.

Portada del álbum 'Equilibrio'.

El tono dinámico del inicial El mirón abre el fuego de un recorrido cuya lectura exige atención al matiz, más allá de los modelos que aplica: la alternancia de tiempos de Tren a Gödöllö, la introspección baladística en Algo nada especial, el ejercicio swing en Habitaciones, la pincelada bossa de Hipocampo y la aportación vocal del senegalés Birane Wane (One Pac) en Mioquimia son vehículos de un discurso cercano y de justa armonización donde cada frase melódica encuentra su sitio y cada acorde su sentido. Diáfano y sin sobresaltos, Equilibrio hace honor a su nombre presentando credenciales de una guitarra a seguir de cerca. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios