Novedades discográficas | Pergolesi-Iribarren. OBS Pergolesi visto desde Málaga

  • Passacaille publica la última grabación de la Orquesta Barroca de Sevilla vinculada al Proyecto Atalaya

La OBS durante la grabación del CD en la iglesia sevillana de San Pedro de Alcántara.

La OBS durante la grabación del CD en la iglesia sevillana de San Pedro de Alcántara. / Luis Ollero

Entre 2009 y 2017, el círculo virtuoso del rescate patrimonial en música se cumplió en Andalucía gracias al Proyecto Atalaya. Impulsado por la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia de la Junta a través de los vicerrectorados de Cultura de las Universidades y con la colaboración de la OBS, Atalaya permitió el rescate anual de algunas partituras de los archivos andaluces, su edición, publicación, interpretación en público y registro sonoro para su posterior comercialización en formato discográfico. Pues bien, este CD es el último de aquel extraordinario proyecto, que acabó en 2017 por una mezcla de desidia e incomprensibles trabas de carácter burocrático.

Está dedicado al músico navarro, maestro de capilla de la catedral de Málaga entre 1733 y 1767, Juan Francés de Iribarren, autor de centenares de obras que reposan en el archivo de la seo malagueña, que él mismo creó. En este caso, el interés de la propuesta reside en profundizar en la recepción malagueña del Stabat Mater de Pergolesi, posiblemente la obra sacra de mayor difusión en la Europa del siglo XVIII. En la catedral de Málaga se conservan hasta cinco copias manuscritas de la obra, de las cuales la más antigua ha sido finalmente datada en torno a 1746 y figura con el añadido de un Ave María de Iribarren. Esta versión de la obra, rescatada gracias a la conservación de sus partes instrumentales sueltas (no figuran las voces, reconstruidas partiendo del original), está muy retocada, presumiblemente por el maestro de capilla navarro.

Contrafacta - OBS Contrafacta - OBS

Contrafacta - OBS

Pero la relación de Iribarren con la célebre secuencia escrita en Nápoles en 1736, no termina ahí, ya que en ese año de 1746 dató cuatro contrafacta realizados a partir de números de la obra de Pergolesi: son dos motetes a dúo (Ego sum panis vivus y Te invocamus), un motete a solo (Ego dormivi) y una cantada en romance (Sabia extensión). Práctica musical que hunde sus raíces en el mundo medieval, el contrafactum consistía en cambiar el texto de una composición musical manteniendo inalterada la parte musical. El CD se cierra con una pieza original de Iribarren: una Lamentación de Viernes Santo, también datada en 1746.

La OBS lució sus mejores galas para esta grabación: un pequeño conjunto de cámara a voz por parte comandado por el violinista Enrico Onofri, quien más se ha destacado en la última década al frente del conjunto sevillano, y con dos de los más importantes cantantes que ha dado España a la música antigua universal: la extremeña María Espada y el vasco Carlos Mena.

CONTRAFACTA EN SPOTIFY

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios