El río de la música: del jazz y blues al rock | Crítica Un anciano llamado Misisipi

  • El periodista Miquel Jurado traza una personal crónica de las raíces de la música popular estadounidense siguiendo el curso del legendario río

El 'bluesman' Vasti Jackson, durante una actuación en Clarksdale (Misisipi). El 'bluesman' Vasti Jackson, durante una actuación en Clarksdale (Misisipi).

El 'bluesman' Vasti Jackson, durante una actuación en Clarksdale (Misisipi). / D. S.

Comentarios 0

Largo río anciano. Así denominaba el letrista Oscar Hammerstein II al Misisipi en su clásico de 1936 Ol' Man River. Y esa es la canción que sonó una y otra vez en la mente del veterano periodista barcelonés Miquel Jurado cada vez que se aproximó a sus aguas. A partir de su reiterada experiencia, nació este El río de la música a modo de personal cuaderno de bitácora de un itinerario estrechamente ligado al nacimiento y desarrollo de los esenciales géneros de la música popular norteamericana, luego exportados a todo el mundo.

Músicos negros y blancos, mulatos y criollos, dieron forma y sentido a un territorio que se extiende más allá de los estrictos márgenes del río y que se plasmó en modelos de mestizo y espontáneo origen y, a menudo, confusos contornos como blues, espiritual, góspel, rhythm and blues, soul, country, cajún, zydeco, rock and roll, funk y, por supuesto, jazz.

Todos ellos, encarnados en emblemas de la dimensión de Elvis Presley, Louis Armstrong, B.B. King o Hank Williams, desfilan por estas páginas contemplados desde el privativo prisma del autor, cuyos sucesivos viajes quedan resumidos en quince días de apasionada pero también analítica ruta entre Memphis y Nueva Orleans.

Portada del libro. Portada del libro.

Portada del libro. / D. S.

Porque si algo caracteriza a este detallista texto es la combinación entre amor y observación, recalando tanto en los tópicos lugares que cimentan la crónica de tan relevantes estilos como en recodos ocultos, distantes de guías turísticas, sin evitar referencias extramusicales. En todos los casos, destaca la capacidad de Jurado para hurgar en el caparazón de templos y mitos, separando el polvo de la paja, el repetido y falseado artificio de la cada vez más escasa autenticidad.

Un álbum de fotos que combina la postal objetiva con el retrato familiar, una comentada agenda de direcciones, una guía de audición con playlist en Spotify y una bibliografía rematan esta seductora invitación a recalar en las ciudades, el delta y los meandros de un río cuya vida forma parte de las nuestras.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios