DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Consecuencias del coronavirus

Las exigencias del Estado de Alarma deja en tierra a los pescadores de Barbate

  • Los bajos precios en lonja y la falta de salida a la mercancía se han sumado a los problemas para salir a faenar

Barcos amarrados en el puerto pesquero. Barcos amarrados en el puerto pesquero.

Barcos amarrados en el puerto pesquero. / Manuel Aragón Pina (Barbate)

El sector pesquero de Barbate está tocado en su línea de flotación, ya que las exigencias del Estado de Alarma, que obliga al uso del vehículo particular en solitario para ir a trabajar, les impide a las flotas compuestas por entre 9 y 14 personas, acudir en una sola furgoneta al puerto de Cádiz donde tienen los barcos amarrados. Se trata del recinto portuario más cercano al caladero del Golfo de Cádiz de donde extraen a diario las caballas, sardinas, boquerones y jureles.

El miedo a que puedan ser sancionados con multas de 600 euros por ir más de uno por vehículo ha frenado en seco unas salidas que ya se presentaban complicadas por los bajos precios que las capturas estaban alcanzando en la lonja.

A todo ello se suma que los puestos de venta de pescado están cerrando ante la falta de clientes, y por tanto, las ventas no están garantizadas.

Si todos estos contratiempos fuesen pocos, el temporal de viento que está azotando la provincia ha provocado importantes daños materiales en el puerto de Barbate, donde se han dañado los techos que se habían construido en la línea del puerto para proteger del sol a las redes y a los pescadores a la hora de subir y bajar las artes de cada una de las embarcaciones.

Este sistema de protección había sido demandado por el sector, y aceptado por la Agencia Pública de Puertos de Andalucía (APPA) dentro de las mejoras a las que se está sometiendo el recinto portuario barbateño.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios