Homenaje

El Coronel Jesús Núñez asiste al homenaje del guardia civil vejeriego asesinado por ETA

  • Se cumplen 33 años del asesinato de Antonio Mateo  y se ha colocado una corona de flores

  • "Honrar a las víctimas del terrorismo deber ser una obligación moral"

El homenaje al Cabo Primero, Antonio Mateo, se desarrolló en el exterior del cementerio. El homenaje al Cabo Primero, Antonio Mateo, se desarrolló en el exterior del cementerio.

El homenaje al Cabo Primero, Antonio Mateo, se desarrolló en el exterior del cementerio. / J.M. R. (Vejer)

“Honrar a las víctimas del terrorismo debe ser una obligación moral, no solamente de los responsables institucionales, sino de toda la población”. Con estas palabras ha resumido el Coronel Jefe de la Comandancia de Cádiz, Jesús Núñez, el acto de homenaje que se ha rendido en Vejer al cabo Primero de la Guardia Civil Antonio Mateo, asesinado por la banda terrorista ETA, el uno de noviembre de 1987.

El coronel ha querido acompañar así a Francisco Mateo, hermano del agente fallecido, que cada año coloca una corona de flores en la Cruz de los Caídos, que se encuentra en un lateral del exterior del cementerio vejeriego.

El acto, presidido por el párroco del Divino Salvador, Antonio Jesús López, contó con la presencia del alcalde, Manuel Flor, el responsable de la Policía Local, Bartolomé Vallejo, el capitán de la Guardia Civil de la IV Compañía de Vejer, Carlos Asensio Martín, además del diputado nacional, José Ortiz, el diputado provincial, Antonio González, y el Juez de Paz, Francisco Sarmiento, entre otras personas y vecinos de la población.

Tras la misa oficiada en la iglesia de San Miguel, se colocó una corona de laurel con una banda con los colores de la enseña nacional junto a la Cruz de los Caídos, rezándose un responso por las víctimas del terrorismo. Francisco Mateo también colocó un cuadro con las fotografías de muchos de los agentes que han perdido la vida a manos de los integrantes de dicha banda terrorista.

Jesús Núñez, tras el acto, pudo departir unos minutos con algunos de los presentes, a los que recordó que cuando ocurrió ese atentado, del que se han cumplido 33 años, él se encontraba al mando de la Compañía Zarauz, dependiente de la Comandancia de Guipúzcoa. “Razón de más para estar hoy recordando la memoria de ese Cabo Primero que fue asesinado por la banda terrorista ETA, y que nunca debemos olvidar lo que fue aquello”.

Igualmente, expuso que “fue una época muy difícil, con muchos atentados, que eran casi semanales, siendo una época muy dura. Afortunadamente hoy día ETA está derrotada, ha sido derrotada, creo que no se debe olvidar todo el daño que hizo y que todavía está pendiente por poder resolverse algunos asesinatos que no pueden quedar impunes”.

Antes de marcharse, el Coronel adquirió un décimo para el sorteo de la Lotería de Navidad, que vende Francisco Mateo y que lleva la fecha del asesinato de su hermano, el 11187.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios