Sine die

Noche de paz

Lo más preocupante, sin dejar de serlo la economía, es la falta de filantropía que las ciencias hace tiempo experimentan.