Suceso histórico

GRAN EXPLOSIÓN EN CÁDIZ

  • 1947. Tragedia contada por un bornicho

 El 18 de agosto de 1947 estaba yo guardando cochinos cuando aquello explotó. Todos los animales gimieron y se hicieron un montón y en toda la noche se volvieron a separar. Serían más o menos las 10 de la noche. El cielo se puso rojo como la flor de la amapola, todo fue rápido y breve, al parecer la catástrofe o el incendio venía de Cádiz o con esa dirección. Muchos mayores pensaron en otra vuelta de la guerra civil o cosa por el estilo, pero, para desgracia de la ciudad de Cádiz, esta era otra desgracia. Unas minas rusas cogidas a los rojos durante la guerra que estaban almacenadas en el Depósito de torpedos en la base de Defensas Submarinas de San Severiano habían estallado. En todo Cádiz se fue la luz y vinieron los gritos, las carreras, las sombras, el temor.

En Bornos se sintieron las vibraciones como si de un movimiento sísmico se tratara. En "El Casino", las botellas colocadas en las estanterías, chocaban unas contra otras y todo el pueblo quedó sobrecogido porque la gente pensaba que algo sobrenatural estaba ocurriendo. Todo el mundo creía que se trataba de un terremoto. Todos se encerraron en sus casas y, los que la tenían, conectaron la radio, deseosos de saber algo.

Mas tarde conocimos la tragedia. Nunca se supo la realidad del número de damnificados, como suele ocurrir en estos casos. Cádiz sufrió las consecuencias de esta catástrofe durante años.


Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios