Relevo a Miguel Ángel Silvestre en la tele Regé-Jean Page, el 'Duque' afroamericano

  • El protagonista de 'Los Bridgerton', de Netflix, se ha convertido en el galán de moda con su papel del duque de Hastings

  • Hijo de un sacerdote británico y una enfermera de Zimbawe, tiene 30 años y está soltero

Regé-Jean Page, en el 'photocall' previo a una fiesta. Regé-Jean Page, en el 'photocall' previo a una fiesta.

Regé-Jean Page, en el 'photocall' previo a una fiesta. / Efe

Los Bridgerton, la serie de Netflix, se convirtió en un éxito las pasadas navidades. Su mezcla de Anatomía de Grey, Gossip Girl y 50 Sombras de Grey ha apasionado a los fans de los dramas románticos de época. Su trama gana cuanto más ágil, pero si en algo se han fijado los espectadores –sobre todo femeninos– es en su protagonista: un atractivo duque de Hastings interpretado por el hasta ahora desconocido actor Regé-Jean Page que, con este trabajo, acaricia la fama de forma rotunda.

Con su pareja en la ficción, en una secuencia de 'Los Bridgerton'. Con su pareja en la ficción, en una secuencia de 'Los Bridgerton'.

Con su pareja en la ficción, en una secuencia de 'Los Bridgerton'. / Netflix

Su creadora, Shonda Rhimes, autora de otros éxitos como Anatomía de Grey, Cómo defender a un asesino y Scandal, viaja al pasado y adopta las maneras irónicas de Jane Austen, aunque se permite un buen puñado de licencias más acordes a los tiempos que vivimos. Una de ellas es el protagonista masculino en una serie dirigida fundamentalmente a un público femenino. Aunque galante y cortés, Simon Basset, el duque de Hastings, es un Christian Grey a la manera victoriana. Un Duque (Miguel Ángel Silvestre) de Sin tetas no hay paraíso en España.

Caracterizado como el duque de Hastings para 'Los Bridgerton'. Caracterizado como el duque de Hastings para 'Los Bridgerton'.

Caracterizado como el duque de Hastings para 'Los Bridgerton'. / Netflix

Afroamericano, de cuerpo musculado y rostro intrigante, Regé-Jean Page es un regalo para la vista, sin duda. Nacido en Londres en 1990, es hijo de un sacerdote británico y una enfermera de Zimbawe, país al que su su familia se mudó cuando él era muy pequeño. Allí vivieron hasta que Regé-Jean cumplió 14 años. De su paso por el país africano guarda buenos recuerdos, aunque ha contado en alguna entrevista que su condición de mestizo le trajo algunas complicaciones.

Una vez de vuelta en el Reino Unido, tuvo sus primeras experiencias profesionales como actor participando en el cortometraje Troublemaker o en un episodio de la serie Casualty, pero priorizó su pasión por la música. De hecho, formó una banda de música punk junto a su hermano.

En el reportaje de una revista de moda. En el reportaje de una revista de moda.

En el reportaje de una revista de moda. / Vanity Fair

En 2011 apareció como extra en Harry Potter y las reliquias de la muerte. Parte 2. Pero fue su formación en la National Youth Theatre de Londres lo que, como ha declarado cada vez que puede, cambió su forma de ver el mundo de la interpretación. Tras graduarse en el Drama Centre en 2013, participó en dos episodios de la serie Fresh Meat. A partir de 2015 empezó a aparecer con regularidad en series y películas, como Waterloo Road y Survivor, junto a Pierce Brosnan y Milla Jovovich, respectivamente.

Decidió probar suerte en los Estados Unidos, donde consiguió el papel de Chicken George en la nueva versión de Raíces. Luego fue convocado para ser parte del elenco de Mortal Engines, la ambiciosa superproducción coescrita por Peter Jackson.

Además, dio vida a uno de los protagonistas de For the people, drama legal emitido por ABC. Y, si bien sólo tuvo dos temporadas, le permitió conocer a Shonda Rhimes, quien vio en él el potencial para encarnar al protagonista de Los Bridgerton, su primera producción para Netflix.

Primer plano del actor. Primer plano del actor.

Primer plano del actor.

La popularidad de Regé-Jean Page se puede apreciar en sus números en las redes sociales, que han aumentado de manera considerable: antes del lanzamiento de la serie, el pasado 25 de diciembre en España, tenía 35.000 seguidores en Instagram, y hoy cuenta con más de 2,2 millones.

Cuando un actor británico goza de cierto éxito, empieza a sonar para interpretar a uno de los personajes más célebres del cine: 007, el mítico James Bond. El nombre de Page ha sonado con fuerza los últimos días para tomar el relevo a Daniel Craig en este menester, aunque el propio intérprete ha dejado claro en el programa de televisión The Tonight Show de Jimmy Fallon que aún no hay nada concreto sobre la mesa. "Si eres británico y haces algo de cierto renombre que la gente valora positivamente, entonces empiezan a decir la palabra 'B' (Bond). Es como una insignia: obtienes la palabra 'B' como medalla al mérito", manifestó aclarando que no cree que sea una posibilidad en este momento: "Estoy muy, muy contento de tener esa insignia, me alegro de estar en tan maravillosa compañía de personas que la tienen, pero no deja de ser eso, una insignia".

Sus redes sociales desvelan que se trata de una persona amante de la naturaleza, el deporte y con fuertes convicciones sociales. Defiende los derechos de las personas afroamericanas y por ello ha dejado constancia en más de una ocasión que apoya al movimiento Black Lives Matters.

Como en su última ficción, Page es un ser libre, independiente y –lo mejor de todo– soltero. O al menos hasta la fecha no se le conoce ningún amor público del pasado o el presente. No hay duda de que sabremos más, y que queda Regé-Jean Page para rato.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios