Pasarela

Julio Iglesias se 'libra' de su noveno hijo impuesto

  • La Justicia revoca la sentencia de julio de 2019 que 'convirtió' a Javier Sánchez Santos en vástago del cantante.

Julio Iglesias (derecha) y Javier Sánchez Santos. Julio Iglesias (derecha) y Javier Sánchez Santos.

Julio Iglesias (derecha) y Javier Sánchez Santos.

El reconocimiento de Javier Sánchez Santos como hijo de Julio Iglesias ha durado menos de un año. En 2019, una sentencia declaró al valenciano hijo del cantante. Javier, de 44 años, lleva casi tres décadas batallando en los juzgados para ser reconocido como hijo biológico del artista. El juzgado de primera instancia número 13 de Valencia estimó la petición pero ahora la Audiencia Provincial, tras recurrir Iglesias la sentencia, la ha revocado al considerar que se trata de una "cosa juzgada" ya anteriormente.

Javier Sánchez Santos con su madre, María Edite. Javier Sánchez Santos con su madre, María Edite.

Javier Sánchez Santos con su madre, María Edite. / Europa Press

Javier Sánchez Santos es hijo de la bailarina María Edite Santos. La portuguesa siempre ha sostenido que su vástago nació tras un encuentro con el cantante en una sala de fiestas de la Costa Brava, en el verano de 1975, cuando estaba casado con Isabel Preysler.

Madre e hijo han recorrido numerosos juzgados durante casi tres décadas. En 1990, María Edite Santos presentó en nombre de su hijo menor de edad una demanda de reclamación de paternidad que terminó sin resolución de fondo. Al año siguiente, presentó una segunda demanda. La sentencia estimó esta demanda por la "negativa a realizar la prueba biológica" por parte del cantante. Sin embargo, la Audiencia de Valencia, en una sentencia del 30 de septiembre de 1994, revocó el fallo argumentando que Iglesias no se negó a someterse a la prueba, ya que "no hubo advertencia de las posibles consecuencias de su negativa".

Javier Sánchez Santos, a las puertas de los juzgados de Valencia. Javier Sánchez Santos, a las puertas de los juzgados de Valencia.

Javier Sánchez Santos, a las puertas de los juzgados de Valencia. / Efe

Javier Sánchez Santos, ya siendo mayor de edad, formuló un recurso de casación por quebrantamiento de forma ante el Tribunal Supremo que fue desestimado el 19 de junio de 1999. El consecuente recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional fue inadmitido en 2003. Al año siguiente, puso "idéntica demanda que la anterior" ante un juzgado de Marbella que se desestimó. T

ras aquel segundo varapalo, Javier presentó en un juzgado de Valencia una prueba de ADN obtenida por dos detectives privados en Miami y que confirmaría la paternidad. El juez, sin embargo, rechazó la prueba pero sentenció que el valenciano era hijo del cantante afincado en Miami pues éste no se había hecho la correspondiente prueba de ADN. Aquella sentencia del 9 de julio del 2019, un bombazo para la prensa del corazón, endosaba a Julio Iglesias un noveno hijo que le ha durado poco porque ahora la Justicia ha atendido su apelación, volviendo el tema al mismo punto que en 1994.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios