Pasarela

Lord Mountbatten: el incómodo pasado de la familia real inglesa

  • El querido tío abuelo del príncipe de Gales y mentor en su juventud fue asesinado por el IRA en 1979

  • Una biografía suya no autorizada desveló que fue investigado por el FBI por sus conductas pedófilas

Louis Mountbatten haciendo confidencias al príncipe de Gales, al que consideraba como un nieto. Louis Mountbatten haciendo confidencias al príncipe de Gales, al que consideraba como un nieto.

Louis Mountbatten haciendo confidencias al príncipe de Gales, al que consideraba como un nieto.

La cuarta temporada de The Crown repasa varios momentos importantes para la familia real británica durante la convulsa década de los 80. Un recorrido lleno de obstáculos que arranca con la muerte de Lord Mountbatten, cuyo trágico asesinato tuvo importantes efectos para la realeza.

Lord Mountbatten y la reina Isabel II, en un acto oficial. Lord Mountbatten y la reina Isabel II, en un acto oficial.

Lord Mountbatten y la reina Isabel II, en un acto oficial.

Louis Mountbatten, bisnieto de la reina Victoria y primo de la reina Isabel, fue asesinado en 1979 en Irlanda. Era una parte esencial del círculo íntimo de los Windsor y una pieza clave en el engranaje de la familia real inglesa.

Fue asesor de la casa real y una pieza clave en la familia Windsor

El 27 de agosto de 1979, Mountbatten –al que el príncipe Carlos consideraba un abuelo– y varios familiares y amigos estaban en un viaje de pesca en la costa del condado de Sligo, en Irlanda, en su bote a tan solo unos 20 kilómetros con la frontera con el Ulster. Alrededor de las once y media de la mañana, una bomba que había sido colocada en su embarcación hizo explosión por control remoto. El artefacto contenía más de 20 kilos de material explosivo y destrozó la embarcación por completo.

Mountbatten inicialmente sobrevivió a la detonación y fue rescatado del agua por pescadores locales con heridas graves, pero falleció poco después. Tenía 79 años. Esta fue la primera ocasión que la familia real británica era víctima de las acciones terroristas del Ejército Republicano Irlandés (IRA), que se atribuyó la autoría del atentado y reivindicó en un comunicado que con esta acción pretendía "llamar la atención del pueblo inglés sobre la ocupación continua de nuestro país". Además del atentado del barco de Mountbatten, el mismo día se perpetró un segundo atentado en el que murieron 18 soldados británicos.

Con el uniforme de jefe de Estado de Defensa británico. Con el uniforme de jefe de Estado de Defensa británico.

Con el uniforme de jefe de Estado de Defensa británico. / AFP

Hijo del príncipe Ludwig-Alexander de Battenberg, de ascendencia alemana, y de la princesa Victoria de Hesse, una de las nietas de la reina Victoria de Inglaterra, Mountbatten fue durante décadas un poderoso consejero de la casa real británica, dado que fue tutor y tuvo una cercana relación con el príncipe Carlos. Anteriormente también fue una figura muy cercana del príncipe Eduardo, el heredero que llegaría a ser coronado como Eduardo VIII y que poco después abdicaría por amor a Wallis Simpson. Además, fue el último virrey de la India, vizconde de Birmania, jefe de Estado Mayor de Defensa y aclamado como un héroe de guerra. De hecho, tras la Primera Guerra Mundial cambió su apellido original, Battenberg, por la forma anglosajona, Mountbatten.

El aspecto menos conocido de su vida quizás es que su sexualidad fue investigada por el FBI. El historiador británico Andrew Lownie publicó una biografía no autorizada sobre el aristócrata en la que se refería a su pedofilia. "Lord Louis Mountbatten es conocido por ser un homosexual con una perversa atracción por los chicos jóvenes. En opinión de lady Decies, esta condición le incapacita para dirigir cualquier clase de operación militar", se lee en el primero de esos documentos del FBI recopilados por Lownie.

Louis Mountbatten (centro), con el príncipe Carlos (su sobrino nieto) y Felipe de Edimburgo (su sobrino). Louis Mountbatten (centro), con el príncipe Carlos (su sobrino nieto) y Felipe de Edimburgo (su sobrino).

Louis Mountbatten (centro), con el príncipe Carlos (su sobrino nieto) y Felipe de Edimburgo (su sobrino).

Su libro también incluye una entrevista a un hombre que asegura haber sido el amante del aristócrata en los 70, cuando él tenía 20 años. También el testimonio del que fuera el chofer de Mountbatten en Malta en 1948, Ron Perks, quien revela que uno de sus destinos favoritos era un burdel gay de Rabat. Anthony Daly, un chapero muy codiciado por la jet set de los 70, cuenta por su parte que el fetiche predilecto de Louis Mountbatten eran los jóvenes con uniformes, tanto de tipo militar como colegial, y que algunos de sus amigos le apodaron Mountbottom, un juego de palabras que incluye tanto el apellido del tío del duque de Edimburgo como el término empleado en inglés para referirse al amante que ocupa la posición pasiva en las relaciones de sexo anal entre hombres, bottom.

También documenta Andre Lownie en su obra la relación que, cuando tenía sólo 13 años, mantuvo el joven Louis Mountbatten con el que fuera su tutor, un hombre casado llamado Frederic Lawrence Long que por entonces tenía más de 30 años, y que tiempo después sería el encargado de oficiar la boda de su antiguo pupilo con Edwina Mountbatten.

La intimidad de esta última, por otra parte, fue también investigada por el FBI, dada su estrecha amistad con el ministro de defensa indio Krishna Menon. En un memorándum recogido igualmente por Lownie en su libro, se documenta las aventuras que habría tenido ésta con dos cantantes negros: Paul Robeson y Leslie Hutch Hutchinson. A éste último, al parecer lady Mountbatten le habría regalado un brazalete de oro grabado con su nombre y una funda para su pene con joyas de Cartier.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios