Fiesta boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio

Los secretos de la fiesta: así fue la celebración de la boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio

  • Ya se han desvelado algunas de las sorpresas de la fiesta, que duró hasta las diez de la mañana.

El ya matrimonio, en la finca La Alegría SR 4, poco antes de hablar con la prensa. El ya matrimonio, en la finca La Alegría SR 4, poco antes de hablar con la prensa.

El ya matrimonio, en la finca La Alegría SR 4, poco antes de hablar con la prensa. / Antonio Pizarro

Después del vestido de novia, en la boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio otro secreto importante era la fiesta posterior a la ceremonia en la finca La Alegría SR 4, en la localidad sevillana de Bollullos. Poco antes de entrar al recinto, en sus declaraciones a la presa, el futbolista desvelaba que la celebración contaría con tres ambientes: el aperitivo, la cena y la pool party, "para que todo el mundo pueda divertirse".

Poblado indio montado en el interior de la finca La Alegría SR 4. Poblado indio montado en el interior de la finca La Alegría SR 4.

Poblado indio montado en el interior de la finca La Alegría SR 4. / Instagram

El espectáculo de luces y atracciones que esperaba a los invitados estaba organizado para no decepcionar a nadie. La palabra 'Unicornios' en unos banderines y con letras grandes indicaba el camino desde Sevilla a la vivienda en Bollullos, en la que había un poblado indio y una noria gigante entre otras muchas sorpresas, como la aparición estelar de los novios montados en un dragón de 100 metros de altura al ritmo de I'll Never Love Again, canción de la banda sonora de la película Ha nacido una estrella, en la que Ramos no pudo contener las lágrimas. Justo antes, el grupo sueco Europe (que no AC/DC) deleitó a los presentes con el momento más rockero de la noche. Todo un despliegue hasta bien entrada la mañana que no ha dejado indiferente a nadie. 

Algunos asistentes, de hecho, se saltaron la prohibición de no captar imágenes y subirlas a las redes, como la cirujana Carla Barber, Deborah Corona o la mismísima Victoria Beckham, quien mostró en Instagram su cambio de zapatos, de los fucsia de la ceremonia a otros naranja. Carla Barber se disculpaba desde el guardarropa afirmando que en boxes sí estaba permitido grabar, y subió a su Stories de Instagram imágenes de la entrada a la fiesta.

Entrada a la fiesta, con la estatua de un enorme unicornio. Entrada a la fiesta, con la estatua de un enorme unicornio.

Entrada a la fiesta, con la estatua de un enorme unicornio. / Instagram

También desveló uno de los obsequios de los novios a los invitados: la figura de un unicornio negro con sus nombres y la fecha de su enlace.

Unicornio que la pareja regaló a los invitados de recuerdo de su boda. Unicornio que la pareja regaló a los invitados de recuerdo de su boda.

Unicornio que la pareja regaló a los invitados de recuerdo de su boda. / Instagram

Además de Europe, también amenizó la noche, aunque de manera virtual, el cantante Alejandro Sanz, quien finalmente no pudo asistir debido a sus compromisos profesionales, pero envió un vídeo con tres canciones suyas, así como los Ketama, Niña Pastori y el DJ italiano Gianluca Vacchi.

El chef Dani García fue el artífice de un menú en el que no faltaron salpicón, rape, hamburguesas y espaguetis. Para beber, se sirvieron vinos de las bodegas Emilio Moro. Los Beckham disfrutaron de la fiesta y se fueron de la finca pasadas las 04:30. No obstante, la celebración continuó hasta las diez de la mañana de este domingo. La última en irse a dormir fue la novia, Pilar Rubio.  

Los invitados disfrutaron del parque de atracciones al más puro estilo Coachella, que tenía hasta una churrería. Para llegar a esta fiel reproducción de una feria, se dispusieron unos buggies, como si de un campo de golf se tratase. El mismo carrito en el que, ya de mañana, el futbolista Joaquín decidió descansar tras toda una noche de música, unicornios y mucha diversión.

El futbolista Joaquín, descansando en un carrito ya por la mañana. El futbolista Joaquín, descansando en un carrito ya por la mañana.

El futbolista Joaquín, descansando en un carrito ya por la mañana. / Instagram

Las expectativas se cumplieron, tal y como vaticinó Sergio Ramos a los periodistas: "He ido a muchas bodas pero como esta no he visto ninguna".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios