Pasarela

La explosiva diosa de la moda

  • Esta rubia de ojos azules, además de desfilar, ha creado su propia marca de ropa

Victoria's Secret, Nivea, L'Oreal, Clairol o Bloomingdales son algunas de las firmas para las que ha trabajado esta modelo brasileña de descendencia alemana. Esta chica, rubia, de ojos azules y un metro con 85 centímetros de altura, es una de las grandes supermodelos que ha dado uno de los países más exóticos del sur de América, Brasil.

Ana Hickmann, de 30 años, llegó al mundo de la moda por casualidad. Con tan sólo quince la joven viajó a Sao Paulo para visitar a unos parientes, y fue allí donde un amigo de la familia la convenció para que se presentase a un certamen de belleza. Sin darse a penas cuenta, Hickmann resultó ser una de las tres ganadoras y terminó con un contrato exclusivo con una importante agencia de modelos, la firma Mega Models. Desde aquel día, la brasileña no ha dejado de despuntar en el mundo de la alta costura y la publicidad.

Esta espectacular brasileña, nacida en Santa Cruz, una pequeña ciudad del estado Río Grande do Sol; ya aspiraba desde muy pequeña a convertirse en una gran estrella del mundo de la moda. A sus trece años decidió que su futuro tendría que estar encima de una pasarela o delante de una cámara, pero su nivel económico no le permitía intentar alcanzar ese sueño. Dos años después, cuando ganó por casualidad el certamen de Sao Paulo, empezó a creer que su idea no era tan descabellada y que, con un poco de esfuerzo y dedicación, lograría alcanzarla.

Y así fue. Desde entonces, Ana Hickmann ha viajado por todo el mundo trabajando para diferentes agencias como Storm, Paolo Tomei y Max Models. Ha sido fotografiada por algunos grandes de la cámara como Patrick Demarchelier y Helmut Newton. Y ha protagonizado campañas publicitarias para Versace, Golden Lady, La Perla, Nivea y Wella, entre otras.

Pero Ana no se centra exclusivamente en la moda. La guapa modelo dedica parte de su tiempo a ayudar a los demás, prestando su imagen para campañas de caridad. Es una fanática del fútbol y aprovecha cualquier ocasión para ir a los estadios. Y actualmente se ha convertido en una gran empresaria. En 2002 decidió crear una marca de ropa, zapatos, cosméticos y complementos que lleva su nombre; además de un estudio fotográfico y una agencia de modelos. Y la cosa no queda ahí. Esta rubia de cara angelical también ha trabajado para la televisión brasileña, donde ha estado durante varias temporadas presentando un programa. Y es que Ana quiere tener un futuro cuando acabe su carrera como modelo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios