Pasarela

La boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio se convertirá en un 'mini Coachella'

  • La celebración de la boda tendrá lugar en 'La Alegría', la finca propiedad de Sergio Ramos. La noria, coches de choque, grandes carpas y varias tiendas de campaña ya están instaladas en el recinto

  • En la fiesta no podrán entrar menores, deberá apagarse los móviles, los novios sólo aceptan donaciones a asociaciones benéficas y será necesario un tatuaje de unicornio para acceder a la celebración

Una noria para los invitados a la boda de Sergio Ramos / JUAN CARLOS VÁZQUEZ

Comentarios 2

Una noria gigante, coches de choque, tiendas de campaña, zonas chill-out e incluso una piscina son algunos de los detalles de la boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio que la convertirán en un verdadero parque de atracciones. En la fiesta no podrán entrar los menores ni se podrá tener el móvil encendido.

Sergio Ramos y Pilar Rubio protagonizarán este sábado 15 de junio la boda del momento en la Catedral de Sevilla con más de 400 invitados. Tras darse el 'sí quiero' en la Catedral, la celebración tendrá lugar en 'La Alegría', la  finca de 42 hectáreas que posee Sergio Ramos en la localidad hispalense de Bollullos de la Mitación, en la comarca del Aljarafe y cerca de unas de las entradas al Parque Natural de Doñana. En los alrededores del complejo ya se pueden ver banderines con un dibujo de un unicornio. 

Sergio Ramos y Pilar Rubio contarán en el banquete nupcial tras su boda en la Catedral de Sevilla con el asesoramiento gastronómico de Dani García

Las furgonetas de la empresa de Dani García y su catering ya se dejan ver en los alrededores de la finca sevillana para organizar un banquete gastronómico a la altura de la pareja y de la calidad del chef 'triestrellado'.

Un parque de atracciones para la boda

Durante estos días previos se puede observar que la finca está llena de detalles: además de los establos, la piscina, la pista de pádel, la mansión y un campo de fútbol siete con los que ya contaba la propiedad, se han añadido importantes detalles como un gran escenario, una carpa donde cenarán todos sus invitados y atracciones propias de un parque temático como una noria gigante a la que se podrán subir todos los invitados, una pista de coches de choque en la que divertirse y un gran escenario en el que se espera que actúe un grupo de rock de primera línea (ACDC o Aerosmith son los nombres que más han sonado). Lo que está claro es que su boda se convertirá en un 'mini Coachella', donde la música y la diversión estarán aseguradas. 

La noria, vista desde las afueras de la finca de Sergio Ramos en Bollullos la Mitación. La noria, vista desde las afueras de la finca de Sergio Ramos en Bollullos la Mitación.

La noria, vista desde las afueras de la finca de Sergio Ramos en Bollullos la Mitación. / Juan Carlos Vázquez

Además, los invitados tendrán la posibilidad de poder descansar y relajarse ya que la finca también tendrá varios tipis (cabañas de madera al estilo indio) que contarán con la posibilidad de disfrutar como un chill-out para descansar con los amigos.

La pareja no ha escatimado en gastos ni se ha olvidado de ningún detalle para que no falte la diversión en el que va a ser uno de los días más importantes de su vida y promete ser una velada entretenida e inolvidable.

Ilustres invitados al evento

Hasta la propiedad del jugador del Real Madrid llegarán invitados como David y Victoria Beckham, el futbolista de la Selección Española Gerard Piqué y la cantante Shakira, así como los nombres más ilustres del madridismo: desde el presidente del club, Florentino Pérez, su entrenador Zinedine Zidane y sus compañeros más afines en el vestuario, entre los que se encuentran Lucas Vázquez, Keylor Navas y Luka Modric.

Seleccionadores nacionales como Vicente del Bosque y Luis Enrique también asistirán. Contará también con una representación de históricos nombres vinculados con el Sevilla FC, como el ex-entrenador Joaquín Caparrós.

Las normas de la boda de Pilar Rubio y Sergio Ramos

La boda de Pilar Rubio y Sergio Ramos está despertando un gran interés en todo el mundo. Esto no se debe sólo al 'mini Coachella' que están organizando, sino también a las normas que han establecido. La pareja ha advertido de que una vez terminada la ceremonia, los móviles estarán apagados.

Sobre los estilismos, ellos tendrán que llevar chaqué. Y ellas, aunque el tipo de estilismo no esté concretado, no podrán llevar vestidos de los siguientes cinco colores: el blanco, el rojo, el rosa, el naranja o el verde. Tampoco podrán acudir menores a la fiesta.

Dentro normas de protocolo que figuran en la invitación de boda los invitados tendrán que lucir un tatuaje adhesivo y personalizado con forma de unicornio para poder acceder a la celebración que promete ser inolvidable, pero ante todo privada.

Los novios también han pedido no recibir regalos. En todo caso, los invitados podrán hacer donaciones a dos asociaciones benéficas: una de ellas es Unicef, una organización con la que el futbolista trabaja habitualmente, y la otra es Piel de mariposa, una enfermedad muy delicada que impide incluso abrazar a las personas que la padecen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios