Pasarela

Superheroínas de capa morada

  • Emma Watson, Meryl Streep o Angelina Jolie se convierten en abanderadas de la lucha por la igualdad.

Enma Watson, en su campaña 'He for She'. Enma Watson, en su campaña 'He for She'.

Enma Watson, en su campaña 'He for She'. / EFE

Faltan pocos días para que el mundo se tiña de morado en la fiesta del Día Internacional de la Mujer, una jornada en la que se reivindica, sobre todo, la igualdad entre géneros. Sabedoras de que su aportación en esta lucha se escuchará más alto que la de otras mujeres, muchas actrices de Hollywood llevan años enfundándose en capas moradas para convertirse en superheroínas de la igualdad'.

A pesar de su corta edad, Emma Watson es una de las que más en serio se ha tomado esta tarea, tanto que el año pasado no dudó en hacer un paréntesis en su carrera para volcarse en la campaña He for she como embajadora de la ONU. Tiene también un club de lectura feminista en el que comparte opiniones y conocimientos con otras mujeres y ha producido un cortometraje en el que cuenta qué logros se han alcanzado a lo largo de la historia en materia de igualdad de género.

Angelina Jolie es otra de las actrices que lleva años abanderando esta lucha. La ex de Brad Pitt se ha centrado, sobre todo, en la defensa de mujeres y niñas para que dejen de ser objeto de violencia sexual como arma de guerra.

Las actrices americanas saben mejor que nadie que la igualdad de género no siempre se aplica en el trabajo, ya que la industria del cine valora y paga más el trabajo de los hombres. Sirva como ejemplo la última lista de los actores mejor pagados de Hollywood, donde Jennifer Lawrence ocupa la décima posición en una tabla conjunta a pesar de ser la actriz que ha recibido mayores ingresos. Para luchar contra esta desigualdad cada vez hay más capas moradas entre las actrices de primer nivel. Patricia Arquette no tuvo reparos en pedir la igualdad salarial y de derechos en Estados Unidos el día que recogió el Oscar por Boyhood, como tampoco lo tuvo Salma Hayek cuando dijo públicamente que "el cine no valora la inteligencia femenina. No nos ven como una fuerza económicamente poderosa y eso es increíblemente ignorante".

Meryl Streep primero llamó a los gobiernos mundiales a abolir las leyes discriminatorias y luego reconoció que sentía pena por la presión a la que se somete a las actrices jóvenes. Su lucha le hizo crear el Laboratorio de Escritoras, a través del cual ofrece cursos a las mujeres guionistas de más de 40 años para que se escuchen más voces femeninas en la gran pantalla. También Jessica Chastain y Juliette Binoche aportan su grano de arena por la igualdad a través de We do it together, una productora sin ánimo de lucro que busca el desarrollo de películas que inspiren, con sus historias, a las nuevas generaciones de mujeres. La última que ha creado una plataforma que lucha por la igualdad es Reese Witherspoon. Con Hello sunshine amplía la apuesta que antes hacía con Pacific Standard. En este caso no sólo apoya las películas protagonizadas por mujeres, sino todo tipo de contenidos, desde series de televisión hasta cortometrajes digitales, podcast o series pensadas para las redes sociales.

El trabajo de estas actrices está más que justificado teniendo en cuenta que sólo el 28,7% de los personajes femeninos de las peliculas de Hollywood tienen diálogo y sólo el 15% se ponen detrás de las cámaras como directoras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios