Firma de calzado Popa Sara Carbonero, más delgada pero igual de ilusionada

  • La periodista, que acaba de regresar a Cuatro con un espacio de entrevistas deportivas, reconoce que compaginar su vida en Oporto con el trabajo no es fácil

Sara, con mono blanco, en la presentación de la nueva colección de la firma de calzado Popa. Sara, con mono blanco, en la presentación de la nueva colección de la firma de calzado Popa.

Sara, con mono blanco, en la presentación de la nueva colección de la firma de calzado Popa. / Just Be

Sara Carbonero no para. La periodista, recién aterrizada de su viaje a República Dominicana para una campaña publicitaria, ha vuelto a Madrid para cumplir con uno de sus compromisos profesionales. Muy guapa y presumiendo de bronceado, Sara habló del momento tan especial que está viviendo tras su regreso a la televisión con su espacio de entrevistas en Deportes Cuatro, aunque ha confesado que compaginar su vida familiar con su nuevo proyecto profesional no está siendo fácil.

"Estoy muy contenta, lo que pasa es que todavía estoy arrancando y cuesta un poco organizarme. Hago todo en conjunto con los compañeros de la tele, la producción, pensamos el personaje, luego la entrevista, la edición del vídeo... Intento estar muy involucrada y me gusta un montón", dijo durante la presentación de la nueva campaña de la firma de calzado Popa, a la que presta su imagen, entre otras muchas firmas tanto de zapatos como de ropa y bañadores.

"Me desplazo desde Oporto y es como lo puedo compaginar. Puedo faltar un día a la semana en casa, pero no mucho más", explicó Sara, que añadió: "Me organizo como puedo, depende de dónde sea la entrevista, pero intentando faltar lo menos posible en casa, y siempre vengo el viernes, el día del programa". La mujer del portero Iker Casillas reconoció que "tenía muchas ganas de hacer algo de lo mío y el formato entrevista es algo en lo que siempre me he sentido muy cómoda. Estoy muy contenta". Además, contó un poco cómo fue el reencuentro con sus compañeros: "Es como si no hubiera pasado tanto tiempo. Cuando llegué el primer día, como está todo igual, todo el mundo en el mismo sitio, mis amigos... me cuesta creer que hayan pasado casi cuatro años. El tiempo vuela y cuando tienes niños, ya ni te cuento".

La presentadora, muy favorecida con un primaveral mono blanco y sandalias de plataforma de estampado animal print, no eludió el tema en el que se vio envuelta hace unos días, después de publicar unas imágenes de su viaje a República Dominicana, que causaron un gran revuelo en Instagram. Muchos seguidores comentaron que había perdido mucho peso, que tenía cara de cansada y que no salía guapa, pero Sara dio por zanjado el debate explicando a qué se debe su cambio físico: "Es verdad que estoy más delgada porque, lógicamente, tenía que prepararme un poco para la campaña de baño". La it girl se refería su trabajo con Calzedonia, firma para la que un año más la veremos presumiendo de tipazo en biquini o bañador. "El problema, o la suerte, depende de cómo lo mires, es que yo con muy poco deporte que hago se me nota mucho, porque no hago nunca, básicamente", explicó Sara, añadiendo que: "Me puse en serio, con el pilates, me puse a entrenar... y enseguida adelgacé un poquito. Pero vamos, que sigo comiendo igual que siempre, que es un montón".

Eso sí, se mostró muy tajante al hablar de estar tan expuesta a las críticas. "Creo que no tenemos que darle tanta importancia a eso ni hacer tantos comentarios sobre el físico de la gente. Dejar a cada uno estar... Yo estoy bien, estoy sana... seguro que de aquí a dos meses ya lo recupero todo". Por último, habló de sus hijos, Martín y Lucas, que están "muy bien, muy mayores, muy graciosos, muy buenos... qué voy a decir yo, que soy su madre", y confesó que están contando los días que quedan para conocer a Hugo, el hijo de su amiga, la periodista Isabel Jiménez, que ya ha empezado la cuenta atrás para dar a luz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios