Enfermedades cardiovasculares Ellos lo superaron

  • Como Jorge Javier  Vázquez, María Teresa Campos, Marichalar, Sabina y Sharon Stone, entre otros, también sufrieron accidentes cardiovasculares.

Comentarios 2

El presentador Jorge Javier Vázquez fue operado el pasado sábado a causa de un cuadro de hemorragia subaracnoidea de origen aneurismático, tal como indicaba su parte médico. Pero, ¿qué es un aneurisma cerebral? Un aneurisma cerebral es un ensanchamiento o deformación de una arteria cerebral y pueden ser asintomáticos y pasar desapercibidos o producir síntomas y lesiones. Normalmente se detectan y producen síntomas cuando son grandes o, cuando al romperse, producen un derrame cerebral, al sangrar o filtrar pequeñas cantidades de sangre. El aneurisma es una región inflamada o debilitada de un vaso sanguíneo y, si no se trata el problema, crece hasta que el vaso se rompe provocando un ictus, que es lo que le ha ocurrido a Jorge Javier. Pero, a pesar de la gravedad, como le está ocurriendo al conductor de Sálvame y GH Dúo, otros famosos antes también lograron salir adelante y viven hoy casi sin secuelas.

Uno de los casos más sonados en el mundo del espectáculo fue el de Silvia Abascal. La actriz, mientras se preparaba para asistir al Festival de Málaga en 2011, tuvo que ingresar de urgencia en el hospital con dolores similares a los que el fin de semana sufrió Vázquez. Los síntomas fueron provocados debido a una hemorragia cerebral por una malformación congénita. Años después plasmó éste "duro trago" en un libro titulado Todo un viaje. Además, después de aquel trance, Abascal se estrenó como directora de un corto, trabajó como embajadora de Unicef y se ha volcado en su familia, pues fue mamá de una niña. La historia de lucha y superación de la actriz es considerada un ejemplo a seguir.

La periodista deportiva Maria Escario también padeció un accidente cardiovascular en febrero de 2012. Manifestó que lo que sintió fue "como si le asestaran un golpe con un bate de béisbol en la nuca".

Montserrat Caballé lo sufrió también en 2012. El infarto cerebral dejó a la cantante de ópera inconsciente, cayó al suelo y se rompió el húmero. Por fortuna se pudo recuperar pronto sin secuelas.

Jaime de Marichalar, el entonces marido de la infanta Elena, padeció una isquemia cerebral severa en las navidades de 2001, cuando apenas tenía 38 años y se encontraba en el gimnasio. Un deportista de élite como es el ciclista Alberto Contador tuvo también un una hemorragia cerebral a los 21 años, mientras disputaba una etapa de la Vuelta a Asturias, en mayo de 2004. María Teresa Campos, por su parte, sufrió un infarto cerebral del que se encuentra plenamente recuperada. El caso de la periodista es un claro ejemplo de lo importante que es conocer y detectar los síntomas a tiempo. El 16 de mayo de 2017 comenzó a sentir una parálisis facial, mareos y pérdida de visión en uno de los ojos, por lo que se apresuró a acudir de urgencias a la Fundación Jiménez Díaz. Allí fue ingresada de inmediato en la Unidad de Ictus. Todos estuvieron a su lado, dándole su cariño y su apoyo incondicional, sobre todo sus hijas, Terelu Campos y Carmen Borrego, que vivieron días muy difíciles. Sin embargo, tras llevarse este susto, la propia presentadora reconoció que había aprendido una lección: "Cuando la vida te da un susto, uno cambia. Hay que saber valorar qué cosas merecen la pena".

En agosto de 2001 el cantante Joaquín Sabina también experimentó algo similar cuando le diagnosticaron un aneurisma, un accidente isquémico, en su caso afortunadamente leve. Esta llamada de atención sirvió para que el artista jienense se decidiera a dejar de una vez por todas el tabaco y el alcohol, así como el frenético ritmo de vida que llevaba, y tomárselo todo con más calma.

En Hollywood tampoco se libran de episodios similares que marcan un antes y un después en la vida. Sharon Stone sufrió en 2001 un derrame cerebral originado por un aneurisma. Tuvieron que pasar meses para que recuperara la sensibilidad de su pierna izquierda y un año hasta conseguir que su visión volviera a la normalidad. Hugh Hefner, el fundador del imperio Playboy, tuvo un ataque cerebral en 1985, a los 59 años, y su recuperación fue total. Por último, Emilie Clarke, la actriz que interpreta a Daenerys en Juego de Tronos, tuvo que tratarse tras tener un accidente isquémico en 2013.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios