Pasarela

Jordi Roca se lanza al chocolate

  • El repostero de El Celler de Can Roca inaugurará en 2018 Casa Cacao, un complejo del chocolate con fábrica, obrador, tienda y hotel

Jordi Roca se lanza al chocolate Jordi Roca se lanza al chocolate

Jordi Roca se lanza al chocolate

El postre es siempre el último plato, lo último que se come, el desenlace que puede convertir una comida en dulce, inolvidable... o pésima. Jordi Roca, el chef de El Celler de Can Roca, lo sabe bien; de ahí que se hiciera repostero. El menor de los Roca no quiso ni entrar en las cocinas del restaurante familiar, y se hizo repostero primero, y heladero después. Su próximo desafío es el chocolate.

Jordi Roca planea la apertura de Casa Cacao, fábrica, obrador, tienda y hotel, exclusivamente dedicados todos ellos al chocolate. Su investigación lo ha llevado hasta Perú, entre otros países, para visitar las pequeñas plantaciones de cacao y realizar una selección de las habas para su fábrica de chocolate, eligiendo a proveedores que realicen una producción sostenible y de comercio justo. El postrero de El Celler de Can Roca explica que si lo consiguen, convertirán la cáscara del haba en el envoltorio de los chocolates, entre otras curiosidades de su nuevo proyecto.

La fábrica de chocolate de Jordi Roca no es sólo un proyecto sobre papel; las obras ya están en marcha en el histórico edificio de la Clínica Esperanza, en la plaza Cataluña de Gerona. Su inauguración está prevista para dentro de un año, en octubre de 2018. Como se ha mencionado anteriormente, no será sólo un obrador de chocolate, sino que el complejo se compondrá de diferentes espacios: una tienda, una chocolatería y un hotel boutique con 15 habitaciones de entre 35 y 40 metros cuadrados y tres plantas de altura. En el proyecto está involucrado también el maestro chocolatero y mentor de Jordi Roca (trabajaba en la partida de postres de El Celler de Can Roca en 1997), Damián Allsop, y la esposa del cocinero Joan Roca, Anna Payet, quien previsiblemente será la directora del hotel, cuyo interiorismo está en manos del equipo de Tarruella Trench Estudio.

La tienda ofrecerá una nueva línea de chocolates con fruta elaboradas mediante una técnica nueva que consiste en macerar las habas de cacao con la fruta fresca durante tres días, de este modo el chocolate adquiere un distintivo sabor frutal.

Mientras se hace realidad su último sueño, Roca ofrece ya en su heladería Rocambolesc, su última aventura, dos nuevas variedades de manzana tomando como base la Pink Lady. Un placer para los sentidos que sólo podría salir de la mente de un artesano de los sabores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios