Mujeres inolvidables

Jean Harlow, la rubia platino que inspiró a Marilyn Monroe

  • La actriz, una de las más exitosas de Hollywood en los años 30, tuvo un final desafortunado cuando todavía era una mujer joven con una gran carrera por delante

La propia Marilyn Monroe aseguró que Jean Harlow le había servido de inspiración. La propia Marilyn Monroe aseguró que Jean Harlow le había servido de inspiración.

La propia Marilyn Monroe aseguró que Jean Harlow le había servido de inspiración.

Antes de Marilyn Monroe hubo una rubia platino que revolucionó Hollywood. A principios de los años 30 una joven llamada Jean Harlow se convirtió en la estrella de la meca del cine. Era una época en la que las mujeres comenzaban a sentirse liberadas, algo que se traducía en la imagen. Si por algo destacaba Harlow era por el color de su melena, por su belleza, por su atrevimiento a la hora de vestir. Y no tanto por su trabajo como actriz.

La actriz destacó más por su imagen que por su talento para el cine. La actriz destacó más por su imagen que por su talento para el cine.

La actriz destacó más por su imagen que por su talento para el cine.

Con solo dieciséis años contrajo matrimonio con Charles McGrew, un empresario adinerado con quien tuvo un final tormentoso. Al divorciarse fue cuando tomó la decisión de dedicarse por completo a su carrera en el mundo de la interpretación. Algo a lo que su madre le hubiera gustado dedicarse y que finalmente ella se encargó de llevar a cabo. Comenzó con pequeños papeles hasta que el director Howard Hughes contó con ella para protagonizar Los Ángeles del infierno. Tras ver la película los expertos en cine echaron por tierra el trabajo de la actriz, diciendo que su talento brillaba por su ausencia. Pero gracias a su imagen se ganó el favor del público, algo fundamental para mantenerse arriba.

A partir de ahí formó parte del reparto de otras películas tan conocidas como El enemigo público o Mares de China. Pero una vez más hizo más ruido por su físico y su picardía que por su buen trabajo. A ella esto no le importaba. Era feliz haciéndose notar y lo demostraba en cada aparición. Si algo destacaba de Jean era que en cuanto a la ropa era una mujer atrevida. Marcó tendencia al lucir vestidos más cortos y ceñidos de lo habitual y tacones imposibles que hacían que su poco más de metro y medio de altura se convirtiera en más. Algo con lo que demostraba ser una mujer segura de sí misma a la que le gustaba gustar. Pero si por algo es recordada es por su melena rubio platino, algo que sirvió de inspiración a la propia Marilyn Monroe. Así lo confesó la misma Marilyn años más tarde. Pero en la vida de esta joven mujer que se mostraba segura y feliz hubo más tragedias que éxitos.

Jean Harlow falleció cuando solo tenía veintiséis años. Jean Harlow falleció cuando solo tenía veintiséis años.

Jean Harlow falleció cuando solo tenía veintiséis años.

En medio de todo este éxito hollywoodiense Harlow se casó por segunda vez. Su segundo marido fue Paul Bern, un empresario de la industria del cine. Al igual que el primer matrimonio, este tampoco acabó bien. El hombre se suicidó solo dos meses después de casarse y años más tarde salió a la luz la noticia de que golpeaba a su mujer. Tan tormentosa fue su relación que incluso se sospechó que el suicidio no fue tal, sino que fue Jean la culpable de su muerte. Aun así ella no dejó de confiar en los hombres. Un año después contrajo matrimonio por tercera vez con un cámara llamado Harold Rosson. Su relación duró solo siete meses. Y poco más tarde se enamoró del actor William Powell. Jean estaba dispuesta a casarse por cuarta vez, pero ocurrió algo muy grave que se lo impidió. Durante el rodaje de la película Saratoga se desmayó. Decidieron llevarla al hospital y le diagnosticaron una enfermedad de riñón. A los pocos días de su ingreso falleció. Solo tenía veintiséis años.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios