Pasarela

Isabel II, la reina eterna

  • La monarca británica es desde hoy la que más tiempo ha reinado en Gran Bretaña, por detrás de su tatarabuela, la reina Victoria

A la reina Isabel II de Inglaterra no le pesa la corona, sino todo lo contrario. A sus 89 años, la monarca se convierte hoy en la soberana británica con el reinado más largo, después de superar la difícil meta que le dejó su tatarabuela la reina Victoria. Isabel II cumple hoy 63 años, siete meses y tres días en el trono, superando el tiempo que estuvo su tatarabuela y, por lo que parece, sin ninguna intención de ceder el cetro a ninguno de sus legítimos herederos.

El pasado mes de abril cumplió 89 años, aunque su avanzada edad no la mantiene ni mucho menos apartada de su cargo. A finales de junio sin ir más lejos acudió en visita oficial a Alemania y en los próximos días dejará su residencia estival de Balmoral para volver al trabajo en Buckingham Palace.

Varias generaciones de británicos han crecido viéndola a ella en el trono, al que llegó con sólo 21 años tras la prematura muerte de su padre. Isabel II es una de las pocas monarcas que ha podido celebrar con su pueblo el jubileo de diamantes (60 años en el trono) y que ha conocido a 12 primeros ministros británicos, desde Wiston Churchill hasta David Cameron. No obstante, una de las máximas de la reina británica ha sido mantenerse siempre al margen de la política. Tiene claro que 'el que reina, no gobierna' y por eso en sus 63 años de reinado nunca ha concedido una entrevista ni ha expresado opiniones que no sean las propias de sus funciones de Estado, que repite en los discursos que le prepara su Gobierno.

A diferencia de su tatarabuela, los años de reinado de Isabel II no han sido un camino de rosas. Es más, vio tambalear la institución a principios de los 90, año que ella misma definió como annus horribilis, aunque supo salir airosa de aquel bache y hoy goza de una gran popularidad. Para los ingleses, su figura es símbolo de la unidad nacional y compromiso y tienen claro que mientras ella permanezca en el trono la monarquía estará asegurada. En su coronación dijo que se entregaría al servicio de su país hasta su muerte y a día de hoy la abdicación es algo que ni siquiera contempla. De seguir los pasos de su madre, la reina Isabel, que falleció en 2002 con 101 años, a su primogénito, el príncipe Carlos, podría pasar a la historia como Carlos el breve.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios