BODA DE SERGIO RAMOS Y PILAR RUBIO

Errores y aciertos en las invitadas de la boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio

  • El protocolo a la hora de vestir en el enlace de la pareja reducía los estilismos de las invitadas a una escasa variedad cromática

  • La mayoría se adaptó a las normas de la pareja, destacando los estilismos de Victoria Beckham y Nuria Roca, entre otros

Victoria y David Beckham, la pareja más aclamada por el público. Victoria y David Beckham, la pareja más aclamada por el público.

Victoria y David Beckham, la pareja más aclamada por el público. / Juan Carlos Vázquez

La boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio ha convertido los aledaños de la Catedral de Sevilla en una improvisada pasarela por la que desfilaron famosos ataviados con sus mejores galas. Todos los invitados tenían como norma no emplear determinadas tonalidades a la hora de decantarse por su modelo nupcial. De ahí que muchas de las invitadas coincidiesen en los colores.

Victoria Beckham, derrochando 'glamour'

Con tres tendencias como protagonistas, el azul, el amarillo y el brillibrilli, hubo pocas invitadas que destacaran por su estilismo. Entre las más elegantes, una acertada Victoria Beckham, que se decantó por un vestido con un estampado de serpiente y uno saltísimos tacones en tono fucsia. Con el pelo recogido y dos mechones de pelo enmarcando su rostro, la ex Spice Girl completó su estilismo con unas gafas de sol XXL, nada protocolarias para este tipo de eventos.

Nuria Roca, de morado y con hombreras

De las primeras en llegar, Nuria Roca y su sencillez también causaron sensación. Acompañada por su marido, Juan del Val, la presentadora escogió un diseño morado con amplio escote en el frontal, pliegues en la zona del viente y hombreras ochenteras. Con un peinado muy informal, Nuria Roca completó el estilismo con un cinturón amarillo y una cartera morada.

La madrina, un acertado verde pistacho

Después de la novia, la madrina es la que mayor expectación genera. La madre de Sergio Ramos cumplió con todas las expectativas en cuento estilo se esperaban. La madrina apostó por un vestido en tono verde pistacho de manga larga y efecto peplum. Completó el estilismo con una mantilla negra, como manda la tradición.

Sergio Ramos llega con su madre a la Catedral de Sevilla. Sergio Ramos llega con su madre a la Catedral de Sevilla.

Sergio Ramos llega con su madre a la Catedral de Sevilla. / Antonio Pizarro

La sencillez de Marta Luna

De negro y muy sencilla, Marta Luna, pareja del futbolista Alberto Luque, fue otra de las invitadas cuyo look resultó ser un acierto.Con un diseño en tirantas y pequeños lunares, la joven poco o nada tenía que añadir a sus estilismo, que completó con un peinado completamente informal.

Virgina Troconis, una princesa

Algo menos sencilla, Virginia Troconis, mujer del Cordobés, se decantó por un modelo de dos piezas en tono celeste. Con una falda de tull con volumen y purpurina, el estilismo lo completaba un cuerpo en el mismo tono y con manga a la sisa. La mujer del torero apostó por llevar el pelo en un recogido bob.

Manuel Díaz 'El Cordobés' y Virginia Troconis, con falda de tull. Manuel Díaz 'El Cordobés' y Virginia Troconis, con falda de tull.

Manuel Díaz 'El Cordobés' y Virginia Troconis, con falda de tull. / Antonio Pizarro

Naty Abascal, rompiendo el protocolo

Experta en llamar la atención, Naty Abascal fue la encargada de romper con el protocolo y poner la nota discordante al enlace. Si el rosa era uno de los colores prohibidos, ella eligió un vestido color fucsia para hacer su aparición estelar. Un diseño elegante que rompía con los deseos de los novios y que la ex modelo completaba con un enorme tocado, para terminar de romper con los protocolos de enlaces matrimoniales.

Naty Abascal, de rosa fucsia y rompiendo el protocolo, Naty Abascal, de rosa fucsia y rompiendo el protocolo,

Naty Abascal, de rosa fucsia y rompiendo el protocolo, / Juan Carlos Vázquez

Plumas y volumen, demasiado en Silvia Nistal

En cuestiones de moda, menos siempre suele ser más, aunque las bodas supongan un punto de inflexión. Eso debió pensar Silvia Nistal Calvo, mujer del ex futbolista Julio Baptista, que se enfundó un ceñido vestido gris con detalles en pedrería y unas enormes y voluptuosas plumas en un asimétrico escote. El exceso de volumen quizás desvirtuaba la sobriedad del diseño escogido.

Demasiada transparencia en Mariana Luccon

La pedrería y lentejuelas estuvieron a la orden del día entre las invitadas de la boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio. De entre todas, destaca la mujer del futbolista Roberto Carlos, Mariana Luccon, que se decantó por un vestido de corte sirena con transparencias, incrustaciones y drapeados. Demasiado atrevido para un enlace en la Catedral de Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios