Pasarela

"Mientras haya vida tiene que haber sexo"

  • La intérprete, que encarna a Menchu en 'La que se avecina', está encantada de hacer de madura liberada y sin prejuicios

La actriz, en su papel de Menchu de la serie 'La que se avecina'. La actriz, en su papel de Menchu de la serie 'La que se avecina'.

La actriz, en su papel de Menchu de la serie 'La que se avecina'. / mediaset

Loles León tiene en común con Menchu, el personaje que interpreta en La que se avecina, que es una señora madura, liberada y sin prejuicios. La actriz está muy enfadada con los medios porque hace unos días una revista publicó que se había realizado una intervención en la vagina: "no es cierto que sea una cirugía, ha sido un tratamiento con láser para hidratar. Es que la prensa es muy amarillista, y no cuentan lo que he dicho de verdad", aclara. Dejando a un lado titulares sensacionalistas, Loles hizo estas polémicas declaraciones en un acto de la Asociación Contra el Cáncer a fin de animar a mujeres que, tras padecer un cáncer de mama o de ovarios y pasar por quimioterapia, tengan problemas con el sexo.

-¿Se identifica usted con Menchu, su papel en La que se avecina?

-Bueno, tenemos en común que somos señoras de mediana edad, como tantas, que lo han dejado todo, su marido y su hijo en el caso de Menchu, para irse a vivir con su hija y ayudarla a encontrar pareja. A mí me gusta mucho Menchu. ¡No sabe la de mujeres que me paran por la calle para decirme que se ven reflejadas en ella! Uuuf, eso a mí me encanta. Menchu tiene mucho de realidad, bueno toda la serie lo tiene, mucho realismo.

-Los guiones, que son muy buenos. De ahí el éxito de la serie.

-Claro. Sí, los guionistas están muy formados y tocan temas que están a la última, por eso el espectador se identifica tanto, no sólo con mi personaje, con todos. También hay un gran trabajo de los actores detrás, ¿sabe? Es una serie muy completa, la verdad, que reúne muchas cosas.

-¿Piensa seguir en La que se avecina?

-Sí, me encantaría. Creo que mi personaje da para bastante tiempo más. Mientras el público quiera, ahí estaré.

-¿Cómo fue llegar a una serie con tanto bagaje detrás, con tanto éxito?

-Para mí mejor, no tienes que arriesgar. Si la serie tiene ya éxito y tiene sus seguidores, que son muchos además, esa preocupación que te quitas. Es un alivio participar en un proyecto que está ya consagrado.

-¿Su papel de Menchu se basa en la recordada Paloma, de Aquí no hay quien viva? LQSA hace muchos guiños a ésta última.

-No tienen nada que ver. Paloma era más joven, con su familia, muy metida en la presidencia (risas). Menchu está volcada en su hija Yoli, preocupada porque se case. Los guiños a Aquí no hay quien viva los hacemos todos los personajes, son una broma, para que el espectador se ría también con esto.

-Tan pronto está usted en un festival de cine español en Beverly Hills, como preparando una obra de teatro, como en un acto solidario contra el cáncer. ¿Cómo hace para estar en tantas cosas?

-Sí, estoy a tope, pero vamos, ¡trabajo que no falte! Pues intento estar en todo lo importante, hacer entrevistas por teléfono como ésta, exprimir el tiempo al máximo. Muchas veces cuando quieres hacer tanto, tu vida privada pasa a un segundo plano. Pero, vamos, que no me quejo cuando eres actriz o te mueres de cansancio, o te mueres de pena (risas).

-¡Vaya tela sus declaraciones sobre el tratamiento de hidratación que se ha hecho en la vagina! Están dando qué hablar.

-¡Hija, la prensa lo tergiversáis todo! Por eso muchas veces no me gusta hacer entrevistas. Yo siempre que sea algo para ayudar a estas mujeres, pues yo lo digo. A las que pasan por un cáncer o a las que ya tienen una edad, como yo. Hay que tener un sexo saludable, a cualquier edad. Y yo estoy a favor de este tipo de tratamientos que ayudan a las mujeres. Mientras haya vida, tiene que haber sexo, es lo que yo digo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios