Pasarela

Alta y ecléctica Costura

  • Aires góticos y decimonónicos y mucho color: las primeras jornadas de París han dejado una gran variedad.

Las Semanas de la Moda siempre crean expectación, pero cuando se habla de la Moda con mayúsculas, de la Alta Costura, el interés sube hasta límites insospechados. Como sucede dos veces al año, París se viste de largo y se convierte en el centro de todos los focos al acoger la temporada de otoño-invierno 2014-2015, que comenzó el pasado domingo con el desfile de Atelier Versace y que ha continuado lunes y martes con otros de renombre como Dior, Schiaparelli o Chanel .

Escotes

Aunque las prendas presentadas estén inspiradas y pensadas para los meses de frío, los escotes no han querido renunciar a su protagonismo. La mayor variedad se ha visto en Dior, que ofrece cuellos altos en sencillos jerséis negros, otros redondos de aire inocente en blusas y vestidos de tonalidades suaves y otros más pronunciados en forma de uve, que coronan vestidos de cinturas muy marcadas y anchas faldas. También pudo observarse algún palabra de honor, aunque no tantos como en Versace, que hizo de los escotes asimétricos los predominantes en sus salidas, ofreciendo una parte superior del cuerpo muy ajustada, tipo corsé. Por su parte, Chanel ha optado por el recato y se ha decantado por los cuellos a la caja.

Colores

De sobra es conocido que el frío pide tonalidades oscuras y hasta ahora todas las firmas lo han tenido muy en cuenta, con algunas excepciones. Si Fred Sathal se ha decantado por el negro y los tierras oscuros, Versace por el negro, el azul y el morado y Dior por el primero, pinceladas de otras tonalidades aportan toques de luz a las colecciones. En ésta última, el blanco cobra un especial protagonismo, así como el rosa y el celeste y unos aislados rojos y azules más vivos, tal como se ha visto en vestidos, abrigos y algunos zapatos. Pero si hay una colección donde el blanco se ha hecho el rey indiscutible ha sido en la de Chanel, donde el color de la nieve se enriquece con bordados en tonos dorados y plateados. Por otro lado, Zanini, el diseñador de Schiaparelli, es el único que ha optado de una forma más directa por el color, al incluir diversos tonos de rosa, rojo, amarillo y verde lima.

Estilo barroco

Versace se ha decantado por ciertas reminiscencias góticas y sensuales, Dior por la inspiración decimonónica; Chanel por la silueta menina y Schiaparelli simple y llanamente por la opulencia. Pero independientemente de la idea inicial de cada uno, la razón de ser de la Alta Costura es el trabajo casi artesanal de bordados. Diversos brocados, aplicaciones de pedrería y cristal, pailletes, lentejuelas... Todo tipo de añadidos que enriquecen las prendas y le aportan un extra de lujo, casi convirtiéndolas en obras de arte.

Las primeras jornadas de la Alta Costura parisina han dejado una muy interesante variedad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios