Gran Premio de Alemania

Hamilton, nuevo líder tras el caos

  • El británico remonta beneficiándose del abandono de Vettel por un grave error de pilotaje y se adjudica una prueba en la que partía decimocuarto

  • Día gris para Alonso y Sainz

Lewis Hamilton celebra su victoria en el Gran Premio de Alemania. Lewis Hamilton celebra su victoria en el Gran Premio de Alemania.

Lewis Hamilton celebra su victoria en el Gran Premio de Alemania. / VALDRIN XHEMAJ / efe

Lewis Hamilton (Mercedes) desafió la lógica en el Gran Premio de Alemania y, con una remontada desde la decimocuarta posición, se aupó al liderato del Mundo de Fórmula 1.

Cuando la carrera parecía encaminada hacia un nuevo triunfo de Sebastian Vettel (Ferrari), su principal rival por el título, la lluvia irrumpió en escena y dinamitó todas las opciones de éxito del piloto alemán. Sus ilusiones se dieron de bruces contra un cartelón publicitario, en una fatídica vuelta 52, instantes después de haber perdido el control de su monoplaza.

Vettel había gobernado hasta entonces la undécima prueba del calendario, pero un error de conducción lo apartó del triunfo y del primer puesto de la clasificación mundialista.

Con el asfalto resbaladizo y en un momento de confusión en el que algunos de sus rivales se apresuraron a montar neumáticos intermedios, el germano perdió el control de su Ferrari. Solo, sin rivales ni pilotos que obstaculizasen su campo de visión, dijo adiós a su gran objetivo: adjudicarse el gran premio de su país y aumentar su distancia respecto a Hamilton.

La decepción en el garaje de Ferrari tuvo su antítesis en el de Mercedes. Las flechas plateadas se toparon con un doblete inesperado. La ambición de Hamilton le reportó la victoria, curiosamente la número 44 desde que porta el dorsal 44, y la 66 de su carrera deportiva.

El inglés estuvo custodiado en el podio por su compañero de equipo, Valtteri Bottas, a quien pidieron no presionar al defensor del título, lo cual aceptó.

Hamilton, campeón igualmente esta temporada en Azerbaiyán, España y Francia, suma en el ecuador del año 188 puntos, por los 171 de Vettel.

Eso volteó el favoritismo desde Ferrari a Mercedes, asimismo líder de la clasificación de constructores.

La escudería anglo-alemana se presentaba en Hockenheim sumida en grandes dudas tras aceptar la superioridad del equipo italiano en Silverstone, pero su suerte mudó en Alemania.

El único consuelo para Ferrari es la tercera plaza de Kimi Raikkonen, aunque con Vettel asentado brillantemente en la pole esperaban mucho más.

Lo condenó su propio fallo y la imparable remontada de Hamilton, tremendamente osado desde el apagón de los semáforos, pues sabía lo mucho que se jugaba.

En la vuelta 42 pasó por el garaje e incorporó a su monoplaza los neumáticos superblandos en una decisión que, a la postre, resultaría clave. Y es que en un momento en que Mercedes predijo que sólo llovería en la curva 6, Toro Rosso, Sauber y McLaren se equivocaron al montar neumáticos intermedios en los monoplazas de Pierre Gasly, Charles Leclerc y Fernando Alonso. Ellos fueron los últimos clasificados.

Alonso aspiraba a finalizar en los puntos, máxime en condiciones de lluvia, ésas que tantas veces ha añorado. Pero ni siquiera cruzó la bandera a cuadros al tomar la calle de garajes en el último giro.

Max Verstappen (Red Bull), Nico Hulkenberg (Renault), Romain Grosjean (Haas), Sergio Pérez (Force India), Esteban Ocon (Force India), Marcus Ericsson (Sauber) y Brendon Hartley (Toro Rosso) se repartieron de la cuarta a la décima posiciones.

Kevin Magnussen (Haas) y Carlos Sainz (Renault) se quedaron fuera del top 10, al igual que Stoffel Vandoorne, en otro fin de semana nefasto para McLaren. Y ya van unos cuantos en lo que llevamos de 2018.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios