RUTAS El sendero que unirá San Fernando y Chiclana, a la espera de fecha de inauguración

Feria de El Puerto

La Feria vista con otros ojos

  • La costumbre de dedicar la fiesta de la ciudad a otras ciudades, provincias o comunidades surgió en el año 1998 con la dedicatoria a Madrid y hasta ahora se ha mantenido con bastante éxito y aceptación

Se cumplen ya trece años desde que en 1998 el entonces alcalde de la ciudad, Hernán Díaz, decidiera abrir horizontes y dedicara por primera vez la Feria de Primavera a otra ciudad, a Madrid, por los lazos especiales que unen a la capital de España con El Puerto (muchos madrileños visitan la Feria cada año aprovechando que en muchas ocasiones la fiesta de El Puerto  se celebra a principios de mayo, un largo puente festivo en la comunidad madrileña). Desde entonces se ha dedicado la Feria a distintos enclaves que han acogido la dedicatoria con mayor o menor entusiasmo, dependiendo entre otros aspectos del carácter de la tierra en cuestión, del conocimiento que tenían de lo que es una feria o simplemente de las ganas de colaborar que pudieran tener en cada ocasión.

En general las dedicatorias han sido bien acogidas a excepción de algunos casos concretos, que sin dar nombres para no herir susceptibilidades sí se puede decir que ha habido ocasiones en las que casi se ha tenido que coger 'a lazo' a la ciudad o provincia en cuestión para que aceptara la dedicatoria.

La lista que arrancó con Madrid en el año 1998 continúa después  por lugares como Extremadura (con más interés  por parte de sus capitales de provincia, Cáceres y Badajoz, que por la de la Junta de Extremadura), Cantabria, Galicia, la provincia de Alicante, Jaén, Castilla-León, Zaragoza, Vizcaya, Ceuta, Navarra, Valencia y ahora Oporto, este año, cuando por primera vez se le dedica la fiesta a una población que no sea española. El objetivo de estas dedicatorias es doble, por un lado, acercar a los portuenses otras costumbres y especialidades gastronómicas (las casetas que montan las ciudades homenajeadas suelen estar muy concurridas todos los años) y sobre todo aprovechar el tirón de la Feria para promocionar la ciudad en el exterior. En este sentido, parece más lógico dedicar la fiesta a poblaciones que puedan suponer una cantera de futuros visitantes, por ejemplo ciudades de interior, aunque siempre se ha procurado también que tuvieran relación con el vino.

Para el año próximo el sector turístico ya se ha pronunciado y ha pedido que se dedique la Feria a Ciudad Real o a Córdoba, por sus buenas conexiones con la ciudad. A ver si se acepta esta sugerencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios