Tráfico Las cámaras que multarán en Cádiz por entrar en el centro de la ciudad sin cumplir los requisitos

Semifinales

Turquía sueña con seguir la estela de Grecia: "Pero jugamos mejor"

Los expertos dudan, la hinchada se entusiasma y los jugadores sueñan: Turquía está en la recta final de la Eurocopa, pero pese a las bajas ansía un milagro como el de 2004, cuando sus archirrivales griegos conmocionaron Europa con el título.

"Nos alegraría mucho que hubiera una 'segunda Grecia' y ganáramos el título", dijo Hamit Altintop antes de la semifinal de la Eurocopa ante Alemania.

Las muchas ausencias por lesión y sanción no son suficiente motivo para el jugador del Bayern Múnich como para no creer en la primera presencia de un equipo turco en la final de una Eurocopa. "Tenemos a otros jugadores no tan conocidos, y esos chicos están encendidos", alertó a los alemanes.

A falta de muchos jugadores y con el déficit de juego que mostró el equipo, el técnico, Fatih Terim, lo fiará todo al inquebrantable espíritu de lucha, confianza y resistencia que ya demostraron con triunfos en el último minuto ante Suiza, República Checa y Croacia.

Por esas cualidades, el diario "Yeni Safak" cree que en Alemania ya se desató el "pánico". Poco antes del viaje de Viena a Basilea para el duelo de mañana en el estadio St. Jakob Park, el defensa Gokhan ya hablaba de un posible rival en la final. "Me gustaría encontrarme con España", dijo. El capitán Nihat, ausente por lesión, señaló que sus compañeros "harán doblar la rodilla a los 'panzer'".

Las palabras marciales documentan el valor patriótico del fútbol en Turquía. La euforia nacional convierte el partido en Basilea en una cita obligada para el presidente del país, Abdullah Gul, y el primer ministro, Recep Tayyip Erdogan. Como ya pasó en los partidos anteriores, el miércoles habrá junto al banquillo un retrato de Ataturk, fundador de la nación turca.

Turquía, tercera en el Mundial de 2002, tiene una ventaja psicológica. Ante el favorito germano y con las bajas de nueve hombres por lesión o sanción, una derrota no dolería demasiado. "Lo que logramos hasta ahora es ya un gran éxito. Por eso jugaremos liberados", dijo Altintop, nacido en Gelsenkirchen. El equipo de la media luna no tiene nada que perder.

La perspectiva del mayor éxito de la historia del fútbol ayuda ante las ausencias y ni siquiera hay quejas por la negativa de UEFA a recortar la sanción al arquero Volkan Demirel.

El sustituto Rustu estará de nuevo en el arco. El portero de 35 años no es titular en su equipo, el Besiktas, al igual que su homólogo en Alemania, Jens Lehmann. El ex jugador del Barcelona propició con su error el tanto croata en cuartos de final, pero fue básico luego en la tanda de penales. Ante la urgencia de jugadores, Terim está pensando en alinear de centrocampista al tercer portero.

El pasado también alimenta la fe de los turcos. En los tres últimos duelos con los alemanes no saben lo que es perder: dos triunfos en casa y un empate en Múnich.

Por ello, una victoria no está descartada para Altintop. Grecia es el modelo, aunque ni siquiera en eso quieren parecerse a sus rivales y vecinos. "Creo que nosotros hacemos mejor fútbol que ellos", remarcó Altintop.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios