Aniversario de los ataques yihadistas

¿Qué se sabe de los atentados de Cataluña un año después?

  • Seis claves sobre los ataques yihadistas en Barcelona y Cambrils en su primer aniversario.

Agentes de los Mossos y de la Policía Local ante el coche utilizado por los terroristas yihadistas en Cambrils. Agentes de los Mossos y de la Policía Local ante el coche utilizado por los terroristas yihadistas en Cambrils.

Agentes de los Mossos y de la Policía Local ante el coche utilizado por los terroristas yihadistas en Cambrils. / Jaume Sellart / Efe / archivo

Un año después de los atentados que sacudieron Cataluña, con 16 muertos y más de un centenar de heridos en Barcelona y en la localidad turística de Cambrils, la investigación continúa. El juez instructor levantó a final de julio parcialmente el secreto del sumario y, en las últimas semanas, se han publicado algunas informaciones sobre los ataques y sobre la célula yihadista que los perpetró.

A continuación, seis claves:

1. Un "planB"

Los atentados de Barcelona y Cambrils fueron un "plan B" improvisado por los presuntos terroristas después de que se truncara su objetivo original de provocar una gran masacre en un lugar público al explotar su centro de operaciones, una vivienda situada en la localidad catalana de Alcanar. Fue entonces cuando decidieron actuar de forma más "rudimentaria" perpetrando atropellos masivos y ataques en la calle, confirmó en su momento la Policía.

2. La Sagrada Familia y el Camp Nou, objetivos iniciales

Los presuntos terroristas habían estudiado posibles objetivos a atacar, entre ellos, la emblemática basílica de la Sagrada Familia, icono de Barcelona, o el estadio Camp Nou.

Uno de los detenidos admitió ante la Justicia que la célula planeaba un gran atentado. A principios de agosto varios medios españoles como El Periódico de Catalunya y la televisión pública española, revelaron que el "plan A" de los yihadistas consistía en un ataque de gran alcance en el estadio Camp Nou durante un partido de fútbol entre el Barcelona y el Betis. La fecha prevista era el 20 de agosto de 2017, es decir, tres días del atentado de La Rambla de Barcelona.

Los servicios sanitarios trasladan a un herido tras el ataque en Barcelona. Los servicios sanitarios trasladan a un herido tras el ataque en Barcelona.

Los servicios sanitarios trasladan a un herido tras el ataque en Barcelona. / EFE

"Es muy posible que quisieran atentar igual que el comando de los atentados de París, que atacó en el estadio de Saint Denis en pleno partido de la selección de Francia", señalaron fuentes cercanas a la investigación a El Periódico de Catalunya.

Según estas fuentes, entre el material incautado también se hallaron fotografías de la Torre Eiffel e información de varias discotecas en Cataluña, lo que llevó a los investigadores a sospechar que estos lugares podrían haber sido posibles objetivos.

3. Preparación de bombas a golpe de 'click'

El análisis del celular de Mohamed Hychami, uno de los sospechosos abatidos por la Policía, reveló que dos meses antes de los atentados buscó en Wikipedia datos sobre dos de los componentes necesarios para fabricar el TATP (peróxido de acetona), un explosivo conocido como "madre de satán, según consta en el sumario judicial, citado por la prensa. También buscó datos sobre "bombas caseras" y se documentó con "manuales anarquistas". Los yihadistas adquirieron además bombonas de butano en gasolineras y a través de la web de compraventa Wallapop, según la investigación.

A principios de agosto, un diario español publicó una serie de vídeos y fotografías que los propios terroristas tomaron mientras preparaban los explosivos. En algunas de ellas se puede ver al autor del atropello de Barcelona, que fue abatido días después por la Policía, preparando chalecos explosivos junto a otro integrante de la célula. En otras, uno de los yihadistas aparece con el chaleco en su cuerpo.

"Este es el veneno que vamos a poner para los enemigos de Alá, para que lo saboreen" u "Alá nos ha elegido entre millones de hombres para haceros llorar sangre" son algunas de las frases que pronuncian los presuntos yihadistas en los vídeos difundidos por La Razón.

Otras imágenes muestran supuestamente las bombonas de butano almacenadas y el explosivo TATP secándose al sol o con ventiladores.

4. Furgonetas y vehículos todoterreno para atacar

Los terroristas trataron de alquilar cuatro furgonetas, vehículos todoterreno y una autocaravana para perpetrar los atentados, según un informe de la Policía catalana incluido en el sumario de los atentados, al que tuvo acceso El Periódico de Cataluña.

Los Mossos d'Esquadra concluyeron que la célula preveía utilizar las furgonetas para trasladar los explosivos y los vehículos todoterreno, para perpetrar atropellos masivos. La explosión de Alcanar, en la que murió el presunto líder de la célula y otro integrante, truncó sus planes y decidieron usar una de las furgonetas para atacar.

5. ¿Cómo se financiaron?

Varios miembros de la célula pidieron un mes antes de los atentados créditos rápidos, en algunos casos utilizando nombres falsos, según un informe policial citado por la televisión pública española. Otros terroristas vendieron joyas de oro, según la misma fuente.

6. Tres terroristas en prisión y ocho muertos

Tres de los presuntos integrantes de la célula yihadista que atacó en Barcelona y en Cambrils permanecen en prisión provisional en España. Se trata de Mohamed Houli Chemlal, quien confesó ante la Justicia que planeaban atentar contra la Sagrada Familia; Driss Oukabir, cuyo nombre constaba en el alquiler de la furgoneta con la que se perpetró el ataque en Barcelona, y una tercera persona presuntamente relacionada con la compra de explosivos. Todos ellos se encuentran bajo medidas de alta seguridad.

Por otro lado, cinco de los sospechosos fueron abatidos por la Policía o fallecieron en la explosión de Alcanar. Entre los primeros está Younes Abouyaaqoub, autor del atropello de Barcelona, y entre los segundos, el imán que supuestamente lideraba la célula, Abdelbaki Es Satty.

Además, otros dos sospechosos fueron puestos en libertad tras su detención hace un año. Se trata del dueño de un vehículo que atentó en Cambrils y del gerente de un locutorio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios