Caso Nóos

El juez Castro no admite el recurso de la Infanta

  • Los abogados de la hermana del Rey no usarán el recurso de queja ante la Audiencia de Palma.

El juez del caso Nóos, José Castro, no ha admitido el recurso que presentó la infanta Cristina a la apertura de juicio contra ella, decisión ante la cual solo cabe recurso de queja a presentar en la Audiencia de Palma y que la defensa ya han anunciado que no formulará. En un auto dictado este viernes, el magistrado ha acordado que no hay lugar a admitir el recurso presentado por los abogados de doña Cristina porque no se excedió en sus pronunciamientos en el auto de apertura de juicio oral del caso Nóos que dictó el pasado 22 de diciembre, como alegaban los abogados de la infanta. Castro ha reiterado que el auto de apertura de juicio es irrecurrible, después de que el equipo legal liderado por Miquel Roca y Jesús María Silva se opusiera a "determinados pronunciamientos" que incluía por considerar que el juez incurría en "excesos" y no se ceñía a lo estrictamente propio de este tipo de resoluciones.

El magistrado ha negado haber formulado "absolutamente ningún pronunciamiento" sobre la legitimación de Manos Limpias, que ejerce la acusación popular, para formular acusación contra la infanta en solitario, sin que sea acusada por la Fiscalía ni por la Abogacía del Estado. Considera que esta cuestión era "un argumento tan indiscutiblemente asociado a la apertura de juicio oral" que "estaba obligado a abordarlo", pero no lo hizo mediante ningún pronunciamiento sino en "una argumentación". Según el juez, el abogado Miquel Roca ha difundido "incansablemente" ante los medios de comunicación que para la infanta es de aplicación la llamada doctrina Botín pero no ha planteado explícitamente al instructor que se pronuncie al respecto. El magistrado ha rechazado también el recurso contra la fianza de 2,7 millones impuesta a doña Cristina porque al ser provisional no genera "aprovechamiento o indefensión". Castro ha recalcado que el auto de apertura de juicio "no cierra definitivamente el debate" sobre las peticiones de los acusados, que se pueden reproducir ante el órgano que vaya a juzgarlos, en este caso la Audiencia de Palma.

Contra la decisión de no aceptar el recurso, el juez precisa que "sólo cabe recurso de queja" a interponer ante la Audiencia de Palma. Los abogados de la infanta Cristina, Miquel Roca y Jesús Silva, ya han anunciado que no formularán dicha queja para que no se interprete que quieren dilatar la causa. Roca ha indicado que confía que "en otro escenario judicial", es decir, durante el transcurso del juicio, se aplique a la infanta la ley, que "es igual para todos", y ha insistido en la inocencia de Cristina de Borbón. Según el defensor de la infanta, la situación es "insólita" en la historia procesal de España y supone "el primer caso en el que se acusará a alguien de un supuesto delito fiscal en contra de la opinión del Ministerio Fiscal y de la Abogacía del Estado".

Sobre la doctrina Botín, Roca confía "en que la ley se aplique conforme a la doctrina jurisprudencial", pero ya en el marco del juicio oral. Dicha doctrina del Tribunal Supremo establece que si solo existe la acusación popular y no la de la fiscalía u otro afectado directo, la causa se debe archivar. Silva considera que el recurso de queja "ya no merece la pena", por lo que supone de alargar la instrucción. "Conviene abocarnos hacia un órgano distinto, independiente, y obtener la satisfacción de defensa de la infanta", ha afirmado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios